Anciana esperó 22 años para que Bienes Nacionales le pagara “mejora”

p1

Veintidos años debió esperar Rosa Altagracia de la Cruz del Rosario, ya con su salud minada y soportada por una silla de ruedas, para que el Estado le pagara RD$189,500 por una “mejora” que le fue destruida en 1994 para dar paso a la construcción de una urbanización en el sector Los Mameyes, en las proximidades del Faro a Colón.
Su espera no fue más larga gracias a la intervención de la defensora del pueblo, Zoila Martínez Guante, quien gestionó con la Dirección General de Bienes Nacionales el pago de la indemnización correspondiente a la envejeciente y discapacitada.
Según el relato de de la Cruz del Rosario, quien vive en condiciones económicas precarias, ella fue desalojada por Bienes Nacionales el 25 de febrero de 1994 de la vivienda que ocupaba en el área periférica del Faro a Colón, pero no fue indemnizada, ni tampoco se le asignó una vivienda.
Dijo que duró todo ese tiempo haciendo la reclamación y dando viajes a Bienes Nacionales, pagando doble pasaje, sin resultado alguno hasta que acudió a la Defensoría del Pueblo, expuso su caso, y por fín recibió su dinero.
La defensora del Pueblo asumió el caso a principios del año en curso, y luego de remitir varias comunicaciones al director de Bienes Nacionales, Emilio César Rivas Rodríguez, explicándole la situación y las condiciones de vida y de salud de la reclamante, éste obtemperó a la solicitud y el pasado 4 de noviembre la señora de la cruz del Rosario recibió la compensanción por su “mejora” destruida.
Casos resueltos. El defensor del pueblo tiene como misión salvaguardar los derechos constitucionales de la ciudadanía.
En su informe de gestión del período abril 2015-mayo 2016 remitido al Congreso Nacional, resalta que resolvió un total de 470 expedientes de reclamación, de los cuales 319 fueron hechas por ciudadanos y 151 tramitados por iniciativa de la entidad. En ese período además ofreció 539 servicios de orientación.