Andalucía da el pistoletazo de salida a un año electoral en España

SEVILLA, España. Andalucía, la región más poblada de España, da este domingo el pistoletazo de salida a un imprevisible año electoral en el país marcado por la caída del bipartidismo y la irrupción de nuevos partidos como el antiliberal Podemos.

Con 8,4 millones de habitantes, esta región meridional, conocida por sus bonitas costas, sus pueblos de casas blancas, la cultura flamenca y sus arraigadas tradiciones religiosas, empezó a votar este domingo para renovar su parlamento regional.

Cerca de 6,5 millones de electores están llamados a las urnas para escoger entre los grandes partidos como el PSOE, en el gobierno regional desde 1982, y el conservador Partido Popular (PP) o las nuevas formaciones que pueden redibujar el escenario político español.

Las ganas de cambios que se respiran entre la sociedad española son tan fuertes que incluso los partidos tradicionales en el poder se apropiaron de él en sus discursos. A pesar de llevar tres décadas gobernando Andalucía, el PSOE prometió un “cambio seguro” mientras que el PP, en el poder en España, defiende el “cambio tranquilo” apoyándose en la recuperación económica iniciada en el país.

Pero estos ánimos por cambiar el rumbo tras seis años de crisis, recortes y escándalos de corrupción se aprecian sobre todo en la irrupción de las nuevas fuerzas políticas como Podemos, aliado del griego Syriza y afin a los gobiernos de izquierda latinoamericanos -su número tres asesoró a Hugo Chávez-, que quiere confirmar en las urnas los favorables pronósticos de los sondeos.

“Va a ser un test” para las fuerzas emergentes, declaró a la AFP un alto miembro del Partido Popular, que gobierna en Madrid. Aunque Andalucía es un territorio electoral peculiar, con un fuerte arraigo del partido socialista, los resultados pueden marcar tendencia ante las siguientes citas electorales.

En mayo se celebrarán municipales y regionales en 13 territorios, en Cataluña se harán en septiembre y a final de año llegarán las legislativas que pueden hacer perder el poder a los conservadores.

En el sur, las encuestas previas daban como vencedor al PSOE, liderado por Susana Díaz, una de las figuras más influyentes del partido a nivel nacional, aunque un resultado fuerte para Podemos podría restarle parte de su apoyo.

En la derecha, el PP se ve amenazado por el ascenso de Ciudadanos, una formación nacida en Cataluña en 2006 y que ahora quiere expandirse a todo el país con un discurso de cambio moderado y transparencia.

Como muestra de la importancia del sufragio, todos los líderes nacionales — como el jefe de gobierno Mariano Rajoy, el socialista Pedro Sánchez, el líder de Podemos Pablo Iglesias y Albert Rivera de Ciudadanos– se desplazaron a la región para el cierre de campaña el viernes.

– Región siniestrada – En Andalucía, el impacto de la crisis fue muy agudo. Tras años de frenesí inmobiliario, que llenó de complejos turísticos las costas andaluzas y dio trabajo fácil a muchos jóvenes que abandonaron sus estudios, el estallido de la burbuja de la construcción en 2008 y la crisis financiera hundieron la región.

La agricultura, que emplea alrededor de 500.000 jornaleros, no compensó la caída. Más de 1,3 millones de personas se encuentran sin empleo, un 34,2% de la población activa lo que supone un récord entre las regiones europeas.

Entre los jóvenes, muchos de ellos sin estudios, la tasa se acerca al 60%. La sombría situación no parece poner en peligro la victoria socialista, que según una encuesta del 14 de marzo de Metroscopia para el diario El País obtendría un 36,7% de los votos por 25,1% del PP y un 14,7% de Podemos.

A pesar de las encuestas, Podemos, que en los sondeos nacionales aparece como primera fuerza, apostaba el viernes por su victoria. “Ya hemos ganado, el cambio ya es irreversible”, gritó su candidata, la eurodiputada Teresa Rodríguez, ante 15.000 personas congregadas en el velódromo de Sevilla.

“Este domingo todos los españoles querrían ser andaluces para poder votar a Podemos”, insistió. El sufragio se alargará hasta las 20H00 (19H00 GMT) mientras que los primeros resultados no se esperan hasta pasadas las 22H00 (21H00 GMT).