Andeclip y el Colegio Médico exigen al Ministerio Público explicar cierre clínicas

26_08_2016 HOY_VIERNES_260816_ El País3 A

Los presidentes de la Asociación de Clínicas y Hospitales Privados (Andeclip), Rafael Mena, y del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, exigieron ayer al Ministerio Público explicar las razones del cierre de las tres clínicas del Centro Médico Integral, en Santo Domingo Este.

Las versiones indican que el Ministerio Público las clausuró para ser investigadas sobre la denuncia de supuestos tráficos de órganos, en medio de las investigaciones por la desaparición de la niña Carla Massiel Cabrera.

Mena señaló que solo el Integral II es miembro de Andeclip y que su propietario le aseguró que no ha sido notificado de las razones de la intervención.

Advierte que acciones como esa causan daño, no solo a los centros intervenidos, sino a todo el sistema de salud, sobre todo a las clínicas, porque generan desconfianza.
No obstante, demanda seguir hasta las últimas consecuencias con las investigaciones, por lo que aseguró que de comprobarse alguna irregularidad, esa entidad no apoyará ninguna acción que ponga en peligro la atención de la salud.

Mena urge aclarar la situación ya que se ha dicho que existen 10 clínicas investigadas por trasplante de órganos, en la que ha estado involucrado el FBI y organismos del país.

“Que están aquí investigando asuntos de trasplante de órganos, de tráfico, pero nosotros no sabemos nada de eso, necesitamos que se diga con claridad. Si hay alguna clínica involucrada que lo digan, nosotros no vamos a apoyar nada”, sostuvo.
Dudas que en el país exista algún centro médico que esté en condiciones de trasplantar y exportar órganos.

Que muestren evidencias ya. En tanto, el CMD, Waldo Ariel Suero, exigió a la Fiscalía de Santo Domingo presentar las pruebas que llevaron al cierre del Centro Oncológico Integral y Especialidades Clínica del Dolor y la Clínica Integral Uno, por estar presuntamente involucradas en la desaparición de la niña Carla Massiel Cabrera y la extracción de órganos.

“Nosotros estamos emplazando a la Fiscalía para que diga cuáles son las pruebas con que cuenta. El pueblo y el Colegio Médico exige que se presenten esas pruebas, porque cerrar esas clínicas privadas es algo muy grave”, expresó.

La fiscal calla. Al cuestionar a la fiscal Olga Diná Llaverías, rehusó detallar si el cierre tiene que ver con la desaparición de la niña Carla Massiel, luego de que uno de los acusados presuntamente vinculara el caso con la extracción de órganos, o si tiene que ver con el hallazgo de seis fetos en la autopista de San Isidro.

Se informó que es la propia Diná la que está a cargo de la investigación, quien tampoco indicó si habrá sometimientos.

Ministerio no puede intervenir. Salud Pública informó que está en el deber y la obligación de esperar que las autoridades concluyan la investigación en las que no puede interferir.

Indicó que con el objetivo de velar por el correcto manejo de los pacientes colabora con el Ministerio Público y otras autoridades que amparadas en la orden de un juez investigan en clínicas, que no citó por sus nombres.

Explica que de esa manera evita que pacientes puedan ses afectados por intervenciones de personal ajeno a la atención en salud, ante la situación que conllevan las investigaciones de este tipo.

Dijo que la salida de pacientes de los centros obedeció a que algunos familiares optaron por trasladarlos a otros. Una decisión atendible.

Expresó que investigó informaciones sobre desalojos de pacientes y visitantes y que salvo las medidas de seguridad que implica el allanamiento, no comprobó esa versión.

Entradera y salidera. Aunque las entradas de las tres tenían letreros de la Fiscalía que anunciaban el cierre, pacientes entraban y salían sin dificultades. Para lo que sí había estrictas restricciones era para los periodistas que buscan informaciones de la administración, sobre todo, en las I y III.

Incluso, en la Integral I bajó un supuesto abogado de la clínica que ordenó en forma agresiva a los periodistas que se retiraran porque obstaculizaban la entrada y salida de pacientes.

El doctor José Segura, encargado de Emergencia de la Integral II, informó que no hay consultas, emergencias, internamientos ni cirugías, luego del cierre que consideró ilegal, ya que se hizo fuera del horario que manda la Ley, después de las 6:00 de la tarde.

Al preguntársele sobre la cantidad de persona que acudió a la clínica, respondió que no sabían del cierre, por lo que informaron de la suspensión provisional de los servicios.

Otros, dijo, acudieron a ver a familiares, ya que los pacientes que están internos y en cuidados intensivos permanecen en el lugar, por disposición de la Fiscalía.
Igual, los familiares de pacientes han reclamado explicaciones.