Andrea Bocelli, un broche de oro al Festival Starlite

Andrea

Marbella. El tenor italiano Andrea Bocelli ha puesto punto y final esta noche en Marbella al Festival Starlite con el único concierto que el artista ofrecerá en España este año, después de cinco sin actuar en nuestro país, y lo hace celebrando sus 20 años en los escenarios.

Sólo una voz como la de Andrea Bocelli puede conseguir que la ópera, el pop o cualquier ritmo musical que interprete, ponga los sentimientos a flor de piel, más aún en una noche estrellada en la Cantera de Nagüeles.

El concierto ha contado con una primera parte puramente operística con piezas como “La donna è mobile”, “Brindisi” de Verdi o “Come un bel di di maggio” de Giordano; y una segunda parte con las canciones que el público menos experto más reconoce como “Amapola”, “Granada” o ” En Aranjuez con tu amor”.

El público ha estado un tanto frío en esta última noche de festival pues ni con “Funiculì funiculà” se ha animado con unas palmas que tímidamente ha arrancado con “Passerella”, pero dos ciudades españolas han calentado el ambiente: Aranjuez y Granada.

El espectáculo ha contado con numerosos guiños al cine italiano, con piezas del compositor Nino Rota, imágenes de filmes de Federico Fellini y postales de Roma.

Han acompañado al tenor la Orquesta Sinfónica del Vallés, dirigida por Marcelo Rota y la soprano Paola Sanguinetti, con la que el artista ha tenido una gran complicidad.

“Estoy muy feliz por estar aquí. En primer lugar, porque es la primera vez que canto en Marbella y en segundo, porque hoy hace 20 años que el director Rota y yo trabajamos por primera vez” han sido las únicas palabras del tenor al público.

La cantante Ilaria Della Bidia también ha interpretado a duo con el tenor “Canto Della terra” y lo ha acompañado en los bises.

La gran virtud de Bocelli, además del virtuosismo de su voz, es acercar la música clásica al público genérico y convertir el pop o la música más popular en todo un clásico.

Bocelli, al igual que hiciera Leny Krawitz, Enrique Iglesias o Alejandro Sanz, ha colgado el cartel de “no hay entradas” en Starlite y eso que se trataba de uno de los recitales con los precios más elevados.

La entrada más barata de tribuna costaba 179 euros y la más cara 570 euros, en la primera fila. El palco platino ha ascendido hasta los 1.300 euros.

De Marbella Bocelli viajará a Estados Unidos pues el ocho de septiembre ofrecerá un concierto en el Dolby Theatre de Hollywood.

Y con Bocelli Starlite concluye su cuarta edición, con conciertos de primer nivel, con varios llenos completos, con una suspensión (el recital de Julio Iglesias que ya tienen vendido para la próxima edición), con la II edición de los Premios Platinos de Cine Iberoamericano, con la premier de “Anacleto: agente secreto” y con una de las galas benéficas más importantes de Europa.