Animal print seductor y terrenal

Los estampados animal print son una de las tendencias de moda en decoración. Las pieles de animal sirven para conseguir una decoración impactante, aunque también son una apuesta arriesgada… Es quizá el estilo masculino por excelencia, seductor y terrenal al mismo  tiempo.

Si eres de las que sueña con llevar este estilo impactante, saca tu lado  felino, y aprende cómo darle  toques sutiles a tu selva sin que el conjunto quede muy recargado… Los estampados que imitan pieles animales nos llevan de alguna manera a la esencia de nuestra especie: la caza, la vestimenta, la vida en la cueva… Para que nada resulte demasiado evidente, se trata de poner pequeños  acentos en la decoración que no la marque en exceso.

Algunos interioristas definen los estampados animales como un “condimento” que puede aportar un sabor especial a la decoración.

 Por eso hay que “esparcirlas” en la casa sin pasarse, ya que su principal peligro es el  abuso.

Una regla   para principiantes es poner una sola pieza de este estampado por habitación, que puede ser un cojín o un jarrón. Si te quieres lucir  a lo grande hazlo con cuidado para no caer en estridencias.

Zoom

¡Los “truquitos”!

¡Cuidado con el estilo étnico! No se trata de crear un “ambiente memorable  de África”, sino de vestir el interior de la vivienda o una de sus estancias con una atmósfera sofisticada y vintage que mezcle diferentes estilos y tendencias. Así es que diga no al mimbre, el bambú y las máscaras tribales mezclados con el estampado animal. En diseños de cebra, leopardo, tigre o cocodrilo puedes encontrar   una simple butaca, un puff o una vajilla, los cuales   son suficientes para crear una atmósfera especial. Una alfombra de cebra como la de la imagen de arriba, aporta un toque de calidez  a una decoración minimalista con predominio del blanco.

¿Y los niños?

En los dormitorios de niños, una alfombra de piel de vaca les traerá recuerdos de Woody y Toy Story… Combina bien  con el azul.