Anna Wintour, de puntillas por Madrid

29_09_2015 HOY_MARTES_290915_ ¡Vivir!2 C

Madrid.- Como si se tratara de una cuestión de Estado, Anna Wintour, la mujer más poderosa del mundo de la moda, pisa España envuelta en un halo de misterio y privacidad, más propio de presidentes y divas de Hollywood que de una directora de revista, aunque sea Vogue USA, reconocida como la biblia de la moda.

Invitada por el interiorista Michael S.Smith, pareja desde hace más de quince años del embajador de Estados Unidos en España, James Costos, Wintour acudió ayer al Museo del Traje de Madrid, donde primero tomó un café informal con diseñadores españoles y después impartió una conferencia, en una primera cita sin precedentes con la moda española.
En una charla distendida sobre el panorama de la moda, Wintour recordó el “talento e influencia” de Balenciaga en el mundo de la moda, y advirtió que la pasarela madrileña “debería hacerse un hueco” entre la de Milán y la de París, según contó a Efe Ana Locking, diseñadora invitada por la Embajada a esta conferencia privada y blindada a la prensa. Por expreso deseo de Wintour, el encuentro ha tenido lugar en el Museo del Traje de la capital, “quería conocerlo desde que Hubert de Givenchy dijera que era el mejor museo de la moda del mundo”, contaba Roberto Etxeberría.
Dice Roberto Etxeberría que a pesar de la fama que tiene de “dura” y “distante”, Anna Wintour es “muy educada y cercana”, además de ser una mujer “impresionante, muy elegante y con un tipazo”.

Adjetivos calificativos que también comparte Víctor Alonso de la firma María Ke Fisherman, diseñador que junto a Sybilla, DavidDelfín, Agatha Ruíz de la Prada, Modesto Lomba y Álvaro Castejón y Arnaud Maillard, de la firma Alvarno, han tenido “el privilegio” de compartir un rato con la “diosa de la moda”, según cuenta Etxeberría. La editora de moda, que ha regalado un libro -dedicado- a cada uno de los diseñadores, llegó a la cita con la mirada cubierta con sus habituales y misteriosas gafas negras y ataviada con un vestido estampado con motivos geométricos en rojos y dorados. Un vistoso y opulento collar completaba su estilismo.

Durante la conferencia, Ana Wintour dijo que “la moda refleja el mundo y que tiene responsabilidad y capacidad para cambiarlo”, según desvela Víctor Alonso, quien tuvo la oportunidad de decirle que “su deseo es desfilar en Londres”.