Annan consternado por muerte de cuatro observadores de la ONU

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/6E5A286C-528D-4534-B7A1-88441C558C35.jpeg

Naciones Unidas (EFE).- El secretario general de la ONU exigió ayer a Israel una investigación por el “ataque aparentemente deliberado” contra una base del organismo en el sur del Líbano, que causó presuntamente la muerte de cuatro observadores militares.

“Hago un llamamiento al Gobierno de Israel a que lleve a cabo una investigación sobre este incidente perturbador y exijo que detenga cualquier otro ataque dirigido a posiciones y al personal de la ONU”, afirmó el secretario general, Kofi Annan, en un comunicado.

También expresó su consternación por la ofensiva aérea del ejército israelí, combinada con disparos de artillería, especialmente porque el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, le dio garantías personales de que en los enfrentamientos con Hizbulá no atacaría las posiciones de la ONU.

“Estoy conmocionado y profundamente desolado por el ataque aparentemente deliberado de las Fuerzas de Defensas Israelíes contra un puesto de observación de la ONU, que han matado a dos observadores militares y otros dos se creen que están muertos”, declaró Annan en un comunicado.

La ONU no ha revelado todavía la nacionalidad de las víctimas por estar a la espera de comunicar su fallecimiento a sus familiares.

La portavoz de la ONU, Marie Okabe, destacó que éste no es el primer ataque israelí en las cercanías de la base de la ONU en la localidad de Khiyam, ya que durante el día se han producido 14 incidentes con disparos. El ataque aéreo israelí contra la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el sur de Líbano (UNIFIL) se produce en un momento en que el Consejo de Seguridad de la ONU evalúa el futuro de la misión, cuyo mandato termina el 31 de julio.

El operativo cuenta actualmente con 2.000 efectivos militares, procedentes de China, Francia, Ghana, Italia, India, Polonia, entre otros países.

La UNIFIL ha denunciado que no puede realizar sus funciones de supervisión del alto el fuego desde que empezaron los enfrentamientos el pasado 12 de julio entre el ejército de Israel y la milicia chíi Hizbulá.

Desde que se creó la UNIFIL en 1978, han perdido la vida 246 de sus miembros, 79 como consecuencia de disparos o explosiones de bombas, 105 en accidentes y 62 por otras causas.

Además, un total de 345 miembros del operativo de paz han resultado heridos a consecuencia de disparos o de explosiones de minas.

Annan se ha mostrado partidario de reemplazar al operativo por una fuerza multinacional, lo que se discutirá en la conferencia internacional para buscar una salida a la crisis en el Líbano que se celebra mañana, miércoles, en Roma.

En la reunión asistirán los ministros de Exteriores del llamado “Grupo de Contacto para el Líbano”, integrado por EEUU, Francia, Reino Unido, Italia, Jordania, Rusia, Arabia Saudí, la ONU y el Banco Mundial, y también han sido invitados España, Alemania, Turquía, Grecia, Chipre, Canadá y la Unión Europea (UE).

Annan, que también participará en la conferencia, señaló que espera que se acuerde “una estrategia concreta”, con medidas específicas que se apliquen simultáneamente, que permitan el cese inmediato de las hostilidades y un acuerdo político a largo plazo, sin olvidar tampoco el aspecto humanitario.

   Sin embargo, la secretaria de Estado de EEUU, Condolezza Rice, insiste en la necesidad de alcanzar una “una paz urgente y duradera antes que un inmediato alto el fuego”.

Anuncian muerte jefe de Hezbolá

JERUSALEN (AFP).- El ejército israelí anunció la noche del martes la muerte del jefe militar de Hezbolá en el sur de Líbano, Abu Jaafar (bien Abu Jaafar, ndlr), muerto en un enfrentamiento cerca de la frontera con Israel.

“Abu Jaafar murió en un tiroteo con las fuerzas israelíes en el sector de Marun al Ras”, declaró a la AFP un portavoz.

Por otro lado, un puesto de observadores de las Naciones Unidas en Jiam, en el sur del Líbano, fue destruido el martes por un bombardeo israelí que dejó cuatro muertos, según los servicios libaneses de seguridad.

“Los cuatro observadores que se hallaban en el puesto de Jiam murieron”, indicó una fuentes de los servicios libaneses de seguridad.