Año que termina deja grandes frustraciones

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/22B633D1-52AB-410A-89BC-8528F7AA78AF.jpeg

El auge de la corrupción y el narcotráfico, la inseguridad ciudadana, y la debilidad institucional de los partidos políticos, fueron los principales problemas durante 2009, de acuerdo con la evaluación hecha por Participación Ciudadana sobre la situación del país este año.

El auge de la corrupción y el narcotráfico, la inseguridad ciudadana, y la debilidad institucional de los partidos políticos, fueron los principales problemas durante 2009, de acuerdo con una evaluación hecha por Participación Ciudadana.

Samir Chami Isa, coordinador general de PC, dijo que a pesar de la realización de la Cumbre de las Fuerzas Vivas, se  cosecharon grandes frustraciones debido a que las políticas delineadas no han sido puestas en ejecución en aspectos tan básicos como la educación, energía eléctrica, promoción de los sectores productivos y la inmigración.

Destacó el pacto Leonel Fernández-Miguel Vargas Maldonado, aunque se hizo a costa de la institucionalidad de los partidos, al tiempo que consideró que la aprobación de una nueva Constitución dejó más insatisfacciones que avances.

Chami Isa lamentó que fuera despreciado el clamor mayoritario,  consensos y compromisos políticos de los últimos años que postulaban la convocatoria de una Asamblea Constituyente de amplia participación social.

Durante la presentación de su balance anual, Participación Ciudadana también calificó como lamentable que los legisladores no hayan aprobado la Ley de Partidos Políticos, a pesar del pacto entre el presidente del Partido de la Liberación Dominicana y el Revolucionario Dominicano.

Entiende que la selección de los candidatos para las elecciones congresuales y municipales del 2010 ha mostrado la debilidad institucional de los principales partidos, hasta el punto de que aparecen como incapaces de regirse a sí mismos, requiriendo cada vez más del arbitraje de la Junta Central Electoral.

La competencia

PC  dice que el  balance general permite concluir que se ha desaprovechado la oportunidad para atacar de manera efectiva y desde la Constitución los principales males que afectan la democracia dominicana, como son el presidencialismo, el centralismo, la corrupción y el clientelismo. El narcotráfico compitió con la corrupción y la  delincuencia para aumentar la inseguridad ciudadana y sembrar el pesimismo.