Anorexia y bulimia: dos
espejismos letales en aumento

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/C691D1A5-9504-4C3C-A332-20241CC93D32.jpeg

Las personas  que lo padecen dedican la mayor parte de su tiempo a temas alimenticios.
ANNA JIMÉNEZ
cienciaplus@yahoo.com
Las personas que lo padecen dedican la mayor parte de su tiempo a temas alimentarios y todo lo que esté relacionado con ello. Síntomas.  El primero es la negativa a mantener el peso corporal por encima de un peso normal mínimo parar edad y altura

2- Intenso temor a aumentar de peso o engordar, aun cuando tenga peso insuficiente.

3- Percepción distorsionada del peso, tamaño o figura de su cuerpo.

4- En las mujeres, la ausencia de por lo menos tres ciclos menstruales consecutivos.

En general, usted puede estar absolutamente seguro que una persona tiene anorexia si observa

1- Peso corporal anormalmente bajo

2- Mantenimiento deliberado de ese peso corporal mediante dieta, ejercicio, abuso de laxantes o diuréticos, o una combinación de los tres.

3- Síntomas de inanición

El razgo común de este desorden alimenticio, es el intentar a como de lugar, mantener el control sobre la cantidad de comida que se ingiere. Periodos de ayuno, conteo obsesivo del contenido calórico de los alimentos, el ejercicio compulsivo, y/o la purgación después de una comida regular. En muchos casos estas personas aparentan tener hábitos alimenticios normales con algunos periódos de restricción. Los anoréxicos son conocidos por comer “galguerías”, particularmente dulces, toman grandes cantidades de café y/o fuman.

Consecuencias físicas.  Corazones pequeños. Niñas de 17 años con corazones del tamaño de una de siete. Quedarse, literalmente, en los huesos está provocando alteraciones en el funcionamiento y en el tamaño del corazón.

Un total de 130 niñas anoréxicas de España han participado en un estudio. Sus resultados: la mayoría poseía un corazón pequeño y sufría alteraciones. Antonio Bayo, jefe de sección de Cardiología del Hospital Niño Jesús de Madrid afirma: “ Nos hemos encontrado con una alta incidencia de anomalías: la mitad de los casos debido a un prolapso de la válvula mitral (mal funcionamiento de dicha válvula). Otras sufrían derrame pericárdico (agua fuera del corazón). También se encontraron trastornos del ritmo cardíaco”. Los expertos desconocen aún si la recuperación del peso devolverá la normalidad del funcionamiento cardíaco.

Niñas menopáusicas .La amenorrea (pérdida de la menstruación) es uno de los tres síntomas que sirven para el diagnóstico de la anorexia nerviosa. Dicha pérdida ha sido asociada, junto a un aumento de los niveles de ciertas

La clave

Perspectiva a largo plazo

En este momento ningún programa de tratamiento para la anorexia nervosa es completamente eficaz. Dos estudios a largo plazo (10 á 15 años) reportaron recuperación después del tratamiento en entre 76% y 90% de los pacientes.

En un estudio,  sin embargo, la mayoría siguió comiendo menos de lo normal y en ambos estudios la bulimia y el comer excesivo continuaban siendo muy comunes al final del estudio.

Las tasas de mortalidad en general se sitúan entre un 4 y un 20 por ciento.

hormonas, como el cortisol, con la aparición de osteoporosis.

Dos años de seguimiento de 42 pacientes han servido para constatar que existía una pérdida de densidad ósea, no recuperable ni con un año de tratamiento con estrógenos. La doctora María Teresa Muñoz Calvo, de la sección de Endocrinología del Hospital Niño Jesús, afirma: «No sabemos si más años de administración de estrógenos servirán para recuperar masa ósea. Sin embargo, hemos comprobado que las que recuperan la menstruación de forma natural sí aumentan la fortaleza de sus huesos».

Hay una serie de posibles consecuencias de ambas enfermedades, una vez que se vuelvan extremas. A saber:

– Relaciones afectivas conflictivas

– Ulcera de estómago y esófago

– Riesgo de parto cardíaco por falta de potasio

– Problemas dentales

– Crecimiento anormal del vello capilar

– Caída del pelo

– Baja la temperatura corporal

– Sequedad en la piel

– Alteraciones menstruales

– Muy bajo rendimiento intelectual y físico

– Dificultades para relacionarse sexualmente

Riesgo de muerte: entre un 4 y un 20 por ciento de los casos de bulimia y anorexia extremas son mortales.

Riesgo de muerte.  Muchos estudios de pacientes anoréxicos han encontrado tasas de mortalidad que oscilan entre un 4% y 20%. El riesgo de muerte es significativo cuando el peso es menos de 60% de lo normal.El suicidio se ha calculado que comprende la mitad de las defunciones en la anorexia. (Razonablemente se puede tomar la posición de que todos los casos de anorexia son intentos de suicidio.) El riesgo de muerte prematura es dos veces más alto entre anoréxicos bulímicos que entre los tipos de dieta-restrictor. Otros factores de riesgo de muerte prematura incluyen estar enfermo durante más de seis años, obesidad previa, trastornos de la personalidad y matrimonios disfuncionales. Los hombres con anorexia están a un riesgo específico de problemas médicos potencialmente mortales, probablemente porque se diagnostican generalmente más tarde que las niñas.

Cardiopatía

La cardiopatía es la causa médica más común de muerte en las personas con anorexia severa. El corazón puede desarrollar ritmos de bombeo anormales peligrosos y ritmos lentos conocidos como bradicardia. Se reduce el flujo sanguíneo y la presión arterial puede descender. Además, los músculos del corazón llegan a padecer de hambre, perdiendo tamaño. Los niveles de colesterol tienden a subir. Los problemas del corazón son un riesgo específico cuando la anorexia es agravada por la bulimia.

El dato

Desajustes de electrolito

Los minerales como el potasio, el calcio, el magnesio y el fosfato se disuelven normalmente en el líquido del cuerpo. El calcio y el potasio son particularmente críticos para el mantenimiento de las corrientes eléctricas que causan que el corazón lata regularmente. La deshidratación e inanición de anorexia pueden reducir los niveles de líquido y contenido mineral, una enfermedad conocida como desajustes de electrólito, que puede ser muy grave a menos que los líquidos y los minerales se reemplacen.  Pueden apreciarse cambios en las hormonas de la tiroides y mayores niveles de estrés.