Antes de salir… consejos a tomar en cuenta

31_03_2015 HOY_MARTES_310315_ ¡Vivir!5 C

Hay un antiguo proverbio bíblico que dice: “Sin consulta, los planes se frustran, pero con muchos consejeros, triunfan”. Sin lugar a dudas, todos deseamos que nuestros planes tengan un final feliz, y esto también incluye nuestras vacaciones.

Las recomendaciones que le traemos hoy pueden ayudarle a evitar inconvenientes innecesarios y disfrutar sus vacaciones con toda la esplendidez que ameritan. Así que si sus planes esta Semana Santa son tomar la carretera e ir por nuevas aventuras, antes de salir tome en cuenta lo siguiente:

Planifíquese. Una vez tenga claro la finalidad de su viaje y las actividades que le gustaría realizar, tome tiempo para consultar las diferentes opciones que le ofrecen los hoteles y agencias de viaje, así podrá comparar precios, facilidades, etc. y familiarizarse con el escenario que le espera (en caso de que sea un destino nuevo para usted). La planificación incluye llevar un presupuesto y dinero extra en caso de que ocurra alguna emergencia o imprevisto, y haya que incurrir en gastos que no hayamos contemplado.

Su auto, en forma. Es importante que si sale en su automóvil tome las precauciones vehiculares generales sin saltarse ni una de ellas: asegurase de que los frenos, las luces delanteras, las gomas, la trasmisión y todos los demás componentes están en perfecto estado, asegúrese de llevar goma de repuesto, gato, tuercas, etc., líquido de frenos, aceite, suficiente gasolina e incluso unos cuantos litros de reserva o un tanque pequeño de gas, dependiendo de que tipo de combustible use su vehículo. Durante el viaje, inste a todos a usar el cinturón y recuerde: los infantes van en el asiento trasero. Para los que llevan el volante, se recomienda tomar un descanso cada tres horas de viaje y, por supuesto, no consumir ningún tipo de bebidas alcohólicas y mantener sus ojos en la vía, no en el teléfono.

Preparativos. Trate de verificar las rutas que tomará y el estado de las vías. Auxíliese de la tecnología, pero tampoco olvide llevar un mapa, puede serle útil en cualquier momento. Lleve baterías, una linterna y por supuesto el botiquín médico. Cerciórese de llevar agua y alimentos no perecederos si se dirige a lugares remotos.

A la hora de escoger bañadores para los más pequeños se recomienda que sean de colores llamativos y fluorescentes, lo cual ayuda a no perderlos de vista en los balnearios y playas. Recuerde llevar repelente y bloqueador solar.

Por otro lado, es importante mantenernos informados con las actualizaciones de los organismos de emergencia, pues puede haber vías obstruidas, balnearios cerrados o condiciones atmosféricas desfavorables. La lista sigue, pero asegúrese de cubrir lo esencial… ¡y un poco más! .