Antún Batlle advierte no hacer de corrupción un circo

POR ROSA ALCANTARA
El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle, recomendó ayer al gobierno y a la justicia no hacer un circo en su lucha contra la corrupción, ni dañar la honra de nadie con acusaciones sin evidencias suficientes.

Empero, consideró que el gobierno está en el deber de perseguir la corrupción y la justicia sancionar a todo aquel que haya cometido un acto en contra del interés del pueblo dominicano.

Antún Batlle se pronunció en esos términos al ser abordado por periodistas que cubrían el informe evaluativo del PRSC del gobierno durante sus tres meses de ejecución gubernamental.

Cuando se le preguntó qué opinaba sobre los apresamientos hechos a ex funcionarios del gobierno y sindicalistas involucrados en el Plan Renove ejecutado en la pasada administración, el dirigente reformista dijo que no podía emitir juicios en ese sentido debido a que no tenía conocimiento de esa situación.

No obstante, el presidente del PRSC  expresó “si lo han hecho esperemos  que la justicia no sea un circo sino que sea justicia verdadera”.

Agregó que la justicia siempre debe imperar, y que por el estado de derecho ha luchado el PRSC.

“El gobierno está en el deber de perseguir la corrupción, de perseguir las cosas indebidamente administradas, pero la justicia debe de ser transparente y no puede ser un circo”, subrayó.

La procuraduría general de la República apresó ayer al doctor Pedro Franco Badía; al ex secretario de las Fuerzas Armadas, vicealmirante retirado Ramón Emilio Jiménez (hijo); al ex director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Diógenes Castillo; el ex director del Plan Renove, Siquió Ng de la Rosa; Fabio Ruiz y al sindicalista Antonio Marte, por alegadas irregularidades en la administración del Plan Renove, calculadas en más de mil millones de pesos.

Igualmente la Procuraduría dictó orden de prisión contra Milciades Amaro Guzmán, Angel Rondón Rijo, Juan Julio Morales (Johnny), Francisco Antonio Pérez y Cham Gwdson.

El Plan Renove fue un programa ejecutado por el gobierno que presidió Hipólito Mejía con el propósito de renovar la flotilla de vehículos del transporte público.

Produciéndose ese hecho, el PRSC presentaba en su local principal las conclusiones de esa organización sobre la gestión gubernamental peledeísta en ocho áreas, incluyendo el de la lucha contra la corrupción.

El PRSC en sus conclusiones acerca del tema de combate a la corrupción señala que la lucha contra ese flagelo resulta preocupante para el país y criticó que el gobierno en sus noventa días de gestión no ha dado muestras claras y fehacientes de perseguir la corrupción administrativa pública, tal y como lo ha denunciado y señalado el clamor popular.

Aseguró que el actual gobierno no está priorizando el tema de la corrupción, ni se encuentra en la agenda gubernamental iniciar acciones judiciales que tiendan a moralizar el ejercicio de la vida pública “muy por el contrario, la nación consternada y estupefacta ha visto ascender a posiciones privilegiadas de mando a figuras vinculadas en el pasado, en crímenes y delitos contra el patrimonio público.

El PRSC demandó del gobierno cumplir con su promesa de adecentamiento fundadas en razones éticas  con el ataque de la corrupción.