Anulan sentencia difamación

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/96E54B41-07AD-4C55-8F91-A86D66E39C8D.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA
Los jueces de la Tercera Sala de la Corte de Apelación del Distrito anularon ayer la sentencia por difamación e injuria, que condenaba a los productores del programa Los Dueños del Circo a 15 días de prisión correccional y al pago de una indemnización de ocho millones de pesos, por alegadamente hacer comentarios ofensivos contra los miembros de la Asociación de Cronistas de Arte (ACROARTE). Los jueces ordenaron además la celebración total de un nuevo juicio ante un tribunal de igual grado, pero distinto al que preside Sánchez Ortiz.

La sentencia anulada había sido emitida por el juez de la Cuarta Sala Penal, Eduardo Sánchez Ortiz, quien de acuerdo a los magistrados de la Corte de Apelación incluyó en la sentencia elementos que habían sido anulados durante el proceso.

En la sentencia anulada, el juez Sánchez Ortiz, también condenó a los venezolanos Enrique Crespo y Alí David Demey, al pago de una multa de cien pesos y al pago de las costas del procedimiento a favor de los abogados de ACROARTE y de Fausto Polanco, presidente de la entidad. Además, se anuló la condena de tres días de prisión contra la dominico-cubana Anaylis Cañizares, así como la multa de 100 mil pesos y una indemnización de dos millones de pesos, uno a favor de Acroarte y el otro a favor de Polanco, por alegadamente violar la ley 6132 sobre expresión y difusión del pensamiento.

En la sentencia anulada se disponía que Crespo, pague cuatro millones de pesos, dos para Acroarte y dos para Fausto Polanco, al igual que David Demey.

En esa ocasión, empero, se rechazó cancelarles el visado a los inculpados, así como su expulsión del país, tal y como pidieran al tribunal los abogados de Acroarte, Cándido Simón Polanco y Enríquez García.

Los productores del programa Los Dueños del Circo, transmitido por un canal local en horas de la noche, han logrado captar la atención de la teleaudiencia, que sigue las informaciones relacionadas con el mundo del espectáculo.

No obstante, el sometimiento a la justicia de Demey, Crespo y Cañizares, surgió por parte de ACROARTE, que los acusa de difamar durante 90 días consecutivos a esa entidad, que agrupa a los cronistas del espectáculo y a Polanco, bajo el señalamiento de que los artistas tenían que pagar para ser nominados a los premios Casandra que organiza la Cervecería Nacional Dominicana.

La Corte estuvo integrada por los jueces Luis Omar Jiménez, presidente en funciones, Nancy Joaquín Guzmán y Manuel Ulises Bonelly Vega, sostienen que durante el juicio de primer grado, se registraron violaciones procesales, tales como la suspensión de la audiencia por más de diez días continuos.