Anuncian avances en ciertas áreas de salud en Estados Unidos

El tabaquismo

ATLANTA. AP. Hace unos tres años, la principal agencia de sanidad de Estados Unidos eligió las batallas que enfrentaría. Ahora emitió su propia libreta de calificaciones en torno a esas metas: bastante bueno, pero necesita mejorar.

Las siete “batallas ganables” elegidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) establecieron metas para 2015, tales como disminuir el tabaquismo entre adultos al 17% y la obesidad infantil a aproximadamente el 15%.

La agencia dio a conocer el jueves su primer reporte de avances, y sus directores dijeron estar complacidos en general.

“Evidentemente aquí hay algunas cosas que tienen una calificación de A y hay otras que no tienen A”, dijo el doctor Tom Frieden, director de los CDC, cuando le preguntaron qué calificación asignaría. “En general me siento bastante alentado”.

Los CDC, con sede en Atlanta y un presupuesto de más de 10.000 millones de dólares, manejan asuntos que van desde abortos hasta infecciones por cigomicosis. En 2010 comenzaron a enfocar su atención y dinero en seis objetivos: el combate al tabaquismo, el sida, la obesidad y la nutrición, los embarazos de adolescentes, las lesiones en automóviles y las infecciones contagiadas en hospitales. Posteriormente agregaron la seguridad en los alimentos.

“Si uno trata de enfrentar todo no logra nada”, dijo el doctor Sandro Galea, experto de la Universidad de Columbia en la salud de la población, al explicar el modo de proceder.

El informe interino de avances fue diseñado para ayudar a la agencia a decidir dónde incrementar los esfuerzos.

La libreta de calificaciones halló buenos descensos en los fallecimientos por accidentes automovilísticos, en los nacimientos de bebés de madres adolescentes y en tres tipos de infecciones cruciales contagiadas en hospitales y en otras instalaciones de atención médica.

También hubo avances en la disminución de fumadores y en la obesidad infantil, así como resultados mixtos en torno al combate al sida, en el que más personas se han sometido a pruebas de detección y hay más que están al tanto de que están infectadas, pero no ha habido cambios en los cálculos de nuevas infecciones de VIH cada año.

En el área de la seguridad de los alimentos no hubo mejorías. Los CDC establecieron dos metas en ese frente de batalla: reducir las infecciones de salmonela y de E. coli, pero el año pasado las tasas de ambas eran igual de elevadas o más que antes de que la campaña comenzara.

Los expertos se apresuraron a hacer notar que los CDC no se merecen todo el crédito o la culpa por ninguno de estos temas.

En la seguridad de los alimentos, por ejemplo, la agencia es responsable de detectar brotes de intoxicación por la comida y avisar rápidamente a la población. Pero otras agencias como la Administración de Alimentos y Medicinas y el Departamento de Agricultura son responsables de la producción de alimentos y de impedir que los gérmenes los contaminen.

“La salud pública es un deporte de equipo”, dijo el doctor Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.