Apagón afecta más un millón en California

Más de un millón de personas estaban ayer sin electricidad en California porque la empresa más grande del sector suspendió el suministro para impedir que la caída de cables a causa de los vientos provoque incendios forestales, como ocurrió hace dos años con saldo de miles de inmuebles destruidos. Los incendios pasados causaron que Pacific Gas & Electric Co. se declarara en bancarrota y la obligaron adoptar decisiones más enérgicas para impedir siniestros. La drástica medida, adoptada luego de que se pronosticaron condiciones meteorológicas secas y con fuertes vientos, hizo que se formaran largas filas en supermercados y ferreterías por demanda de hielo, hieleras y linternas.