Apagones siguen y hay esperanza

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/8C7476F9-2396-41FE-8FFB-A47EE7E7E09A.jpeg

El país continuó ayer bajo el embate de las interrupciones del servicio eléctrico, anunciándose que mañana entrarán al sistema 429 megavatios con lo que se espera que la situación experimente una mejoría.

SANTIAGO. Durante las últimas semanas, en distintos  sectores de esta ciudad la falta de energía eléctrica se ha sentido con intensidad, lo que preocupa a comerciantes, amas de casas,  dueñas de salones de belleza y  propietarios de talleres de herrería y ebanistería, quienes aseguran que los apagones se registran entre 10 y 12 horas al día.

Al déficit de electricidad se suman los problemas que padecen los barrios por la falta de agua potable y por el deterioro de  calles, cuyos moradores han realizado varias protestas en demanda de estos servicios.

Pero la situación se hace más intolerable en las noches, cuando la gente no puede lidiar con   las altas temperaturas ya que  ni siquiera cuentan con la opción de encender un abanico.

Durante el día la carencia de la energía eléctrica afecta a quienes necesitan  lavar o  planchar sus ropas y a los comerciantes cuyos productos almacenados -como la leche y los embutidos- suelen dañarse con más frecuencia por falta de refrigeración.

Además de los hogares, en las noches los bares y centros cerveceros tienen déficits económicos, mientras que a los templos religiosos no acuden los fieles ni los educandos a los centros de educación especializada. Asimismo, la falta de luz es una preocupación para los propietarios de salones  de belleza y herrería, los cuales afirman que sus ganancias han tenido que emplearlas en las compras de  combustibles para el encendido de  las plantas de emergencia. “La electricidad está más mala que el diablo, porque se va a cada momento. Solamente seis horas recibimos de luz”, expresó Antonio Marte, dueño de un colmado en el sector de Arroyo Hondo Arriba.

Como el dueño de este colmado, un panorama similar viven los residentes en los barrios de Pekín, El Ejido, Villa Verde, Ensanche Espaillat, Nibaje, Cienfuegos y Bella Vista, entre otros sectores de la ciudad.

Yudit Echavarría, del salón de belleza Yulián, ubicado en la Cruz de Marilópez, dijo que tiene que disponer de RD$700.00 pesos diarios para la compra de gasolina debido a la falta de electricidad. 

Las claves

1.  Los inversores
En muchos de los negocios y residencias donde la gente solía utilizar inversores ante la carencia de electricidad se han visto obligados a desistir de ellos porque  estos no logran cargarse con la poca energía que reciben.

2.  Servicio estable
Los sectores en los que  el servicio de electricidad es más estable son aquellos donde  funciona el programa 24 horas, implementado por la Empresa Distribuidora de Energía del Norte (Edenorte), en los cuales  ha habido acuerdos de pagos fijos entre la empresa y los usuarios. Entre algunos de ellos figuran: La Villa Olímpica, Pueblo Nuevo, Ensanche Libertad, Las Colinas y El Invi.

3.  La razón del problema
En las últimas horas Edenorte se ha visto imposibilitada de cumplir con la demanda   porque las principales generadoras de la zona norte están fuera de servicio, así como otras del parque energético al cual compra la energía.