Aplicarán ley por compras “fraudulentas” de dólares

Las autoridades monetarias dijeron ayer que preparan acciones legales contra transacciones de compra de dólares ocurridas últimamente, que en algunos casos habrían alcanzado hasta los 200 millones de pesos y que podrían ser “fraudulentas o especulativas”, para lo cual han puesto su mira en agentes de cambio que no identificaron.

También dijeron, de manera escueta, que tras los rumores falsos sobre inminentes intervenciones a más bancos en problemas habría “delicados” asuntos relacionados incluso con la seguridad de Estado.

Sin embargo, al tiempo de considerar injustificada al alza del dólar, que ayer alcanzaba el precio de hasta 45 pesos en medio de una crisis de confianza alentada por rumores, aseguraron que en sentido general el gobierno no se propondría intervenir en el mercado con otros instrumentos que no sean los recursos que indica la ley.

En cuanto a los rumores, el secretario de Finanzas, Rafael Calderón, dijo que existe la impresión de que algunas personas –que no identificó- pretenden arrinconar al gobierno, tratando de proyectar la impresión de que “en este país no hay autoridad”.

“Preparamos acciones legales contra ciertas transacciones que podrían ser especulativas o fraudulentas. Hemos rastreado operaciones con grandes sumas, tenemos cheques sobre esas transacciones” dijo el gobernador del Banco Central, José Lois Malkum.

Lois y el secretario de Finanzas, Calderón; el secretario Técnico de la Presidencia, Carlos Despradel y el superintendente de Bancos, Julio Cross, se reunieron ayer en el Palacio Nacional con ejecutivos periodísticos para “compartir ideas sobre la situación actual de la economía”.

Los funcionarios dijeron sospechar que en el mercado de divisas han incursionado últimamente, con grandes adquisiciones, personas que no son usuarias normales de divisas o que están ocultando sus verdaderas identidades; o que declaran un fin de importación para los dólares que luego desvían.

Afirmaron que en estos momentos la banca privada exhibe una “solidez impresionante” y con una liquidez “como nunca”.

El Banco Central -dijo Lois- no ha recibido ningún requerimiento de liquidez por parte de los bancos, aunque es evidente que existe una conspiración de rumores y “andanadas de chismes” sobre problemas que no existen.

Dijo que la situación de los bancos es excelente a pesar del rigor con que están siendo inspeccionados.

No se descartó la posibilidad de que las versiones equivocadas sobre la situación de algunos bancos se relacione con la presencia de unos cuarenta auditores externos que trabajan para la Superintendencia de Bancos. Pero que esa intensificación de controles era algo que se había anunciado. Los funcionarios no explicaron en qué consistirían las acciones legales como reacción a compras dudosas de divisas, pero consideraron necesario establecer si quienes han movido grandes sumas de dinero pagan con rigor los impuestos y cuáles importaciones justificarían la adquisición de divisas.

Lois Malkum dijo que se manifiesta en el país un problema profundo de falta de confianza y que mucha gente actúa en función de las señales que percibe.

Dijo que además de la falta de confianza, se produce una demanda intensa de dólares para el pago privado de deudas cumplidas o futuras, estimulada por las expectativas de una mayor devaluación.

“Hay informes de seguridad sobre asuntos muy delicados, hay idea sobre el origen de los rumores sobre problemas en bancos, y todo cae en el campo de los asuntos de Estado y se sale de lo financiero. La ley permite actuar con energía pero quizás este no sea el momento más propicio para hacerlo”, dijo Lois.