Apostadores felices porque Pedro los puso ganar mucho

27_07_2015 HOY_LUNES_270715_ Deportes7 B

La exaltación de Pedro Martínez al Salón de la Fama de Cooperstown fue de mucha alegría para los dominicanos, pero en especial para los miles de apostadores que ganaron mucho dinero con sus lanzamientos en las Grandes Ligas.

HOY hizo un recorrido por las principales bancas de apuestas de la Capital dominicana para escuchar a esos hombres que apostaron y ganaron con Pedro Martínez.

Vamos a narrar la opinión de Víctor Gómez, Andrés de la Cruz, Francisco Rosario y Manuel Ventura, quienes hoy también celebran la exaltación de Pedro –El Grande- Martínez.

“Con las actuaciones de Pedro Martínez yo me saqué mucho dinero, y cada vez que eso sucedía yo lo celebraba y me daba mis parrandas”, así se expresó el veterano apostador Víctor Gómez.

Recordó que un partido que Pedro Martínez le lanzó a los Yanquis de Nueva York en la temporada del 2004, se sacó 29 mil pesos y esa noche la disfrutó bien, disfrutando unos traguitos de ron, ya que se sentía un hombre rico.

“Yo aposté a juego y recuerdo que David Ortiz conectó un cuadrangular para brindarle la victoria a los Medias Rojas de Boston”, expuso con alegría el fanático Gómez, dejando entender que fue la vez que mayor dinero ganó con los buenos lanzamientos de Pedro Martínez. Sobre la exaltación de Pedro Martínez al Salón de la Fama de Cooperstown, dijo “El se merece estar ahí, le demostró al mundo y en especial a los que a los técnicos de Grandes Ligas, que con el corazón todo se puede”.

Mientras que Andrés de la Cruz, un joven apostador, apuntó que él no pudo hacer jugadas cuando Pedro lanzaba, pero si fue su inspiración para comenzar a jugar béisbol.

“Yo me inicié en la Liga Fausto Carmona inspirado por Pedro Martínez, era uno de los estelares lanzadores y quería ser como él, pero una lesión en mi brazo no me dejó llegar”, dijo Andrés de la Cruz. Con relación a la exaltación de Pedro Martínez, dijo que todos los dominicanos hoy estamos más que orgulloso de su elección. Otro que emitió su opinión fue Francisco Rosario, quien reveló que con Pedro Martínez, cuajó muchas jugadas y pudo ayudar a su familia y en especial a sus hijos en sus estudios.

“Pedro ayudó mucho a los apostadores dominicanos, quienes confiábamos en su calidad de lanzador y nos sacábamos un buen dinero”, apuntó Rosario.

Apuntó que los dominicanos en su mayoría jugábamos a juego, confiando en la calidad desde Pedro desde el montículo”, recordó. “Pedro Martínez es un ejemplo para todos nosotros los dominicanos, pero en especial de los jugadores que hoy se encuentra en las ligas menores, quienes deben entender que no hay que usar esteroides para lograr buenas actuaciones en las Grandes Ligas”, apuntó Rosario. Manuel Ventura, fue otro que resaltó las condiciones del hoy Inmortal de Cooperstown Pedro Martínez. “Yo me saque mucho dinero con Pedro, ya que él tenía una total control de los bateadores desde el montículo”, dijo.

Recordó que un año de Pedro retirarse de las Grandes Ligas, él se sacó una noche nueve mil pesos, momento que jamás olvidará en su vida como apostador.

Vestido con un saco azul con los escudos de República Dominicana y Estados Unidos en cada hombro, Martínez empezó su discurso en inglés con agradecimientos a compañeros, entrenadores, amigos, familiares y especialmente a su hermano Ramón, otro ex lanzador de Grandes Ligas y a quien catalogó como un “segundo padre”.

La exaltación de Martínez fue como pocas vistas anteriormente en Cooperstown. Miles de dominicanos viajaron desde la isla caribeña, Nueva York y Massachusetts para llenar de música y color el ambiente de este pequeño pueblo. Después de hablar en inglés, el ex pelotero de 43 años cambió a español para dirigirse a sus fieles seguidores, que llevaban horas bajo el sol esperando por ver al que conocen simplemente como “Pedro”.

“Yo me siento hoy más que orgulloso y comprometido con todos ustedes, me siento muy agradecido con Dios por darme la oportunidad de representarlos, de representarlos con dignidad”, expresó. “Yo quiero que todo dominicano, todo latino vea que nosotros estamos preparando un espacio para los que van a venir, para la futura generación”.

“Nosotros los dominicanos no hemos tenido este chance muy a menudo. Este es el chance para nosotros dar gracia a Dios por lo que tenemos, por lo que seremos, por lo que conseguiremos”. Martínez, ganador de tres premios Cy Young (1997, 99-00) es apenas el segundo dominicano en Cooperstown después de Marichal, exaltado en 1983.

En medio de la algarabía, Martínez no dejó pasar la oportunidad para sacarse la espina de 2002.