Apostando a la “inmunidad de rebaño”

Apostando a la “inmunidad de rebaño”

Ramon Núñez Ramírez

Matthew Binnicker

Una parte de la comunidad científica, partiendo de que la variante ómicron es altamente contagiosa, pero de efectos leves especialmente a los vacunados, están convencidos de que no es necesario cerrar fronteras y aislar poblaciones, sino todo lo contrario, permitir que se expanda esta variante para lograr lainmunidad de rebaño”, de hecho partiendo de recientes declaraciones del presidente Abinader parecería que la presente administración está apostando a ese concepto aunque corre el riesgo del colapso de los servicios sanitarios.

El concepto “inmunidad de rebaño” se popularizo al inicio de la pandemia, el termino se refiere a que cuando una gran parte de la población se vuelve inmune, sea adquiriendo la enfermedad y logrando la capacidad de desarrollar anticuerpos o mediante la vacunación, teóricamente es muy baja la probabilidad que la enfermedad se siga transmitiendo aun a los no contagiados o no vacunados.

Tras dos años de aparecer el virus en Wuhan, China, es muy difícil lograr dicha inmunidad por la desigual vacunación a nivel global y más que nada por la aparición de variantes que han demostrado ser más contagiosas que el virus inicial.

“Una variante es una mutación que ocurre en el virus luego de un tiempo. Solo mediante la evolución natural con el tiempo, a medida que el virus infecta a las personas, tiene la oportunidad de replicar su genoma y, cada vez que lo hace, hay posibilidad de que se produzcan errores o mutaciones”. Matthew Binnicker, Ph.D., director Virología Mayo Clinic.

El virus ha replicado su genoma y se han producido muchas variantes o mutaciones, dentro de las cuales se destacan la variante alpha, beta, gamma, delta, hasta ahora la más agresiva, descubierta en la India y la ómicron variante que está rompiendo record mundiales de contagios.


El impacto de la variante ómicron no debe subestimarse y como dijo recientemente el Director de la Organización Mundial de la Salud, Tedro Adhanom Ghebreyesus: “aunque ómicron parece ser menos grave en comparación con delta, especialmente para las personas vacunadas, no significa que deba clasificarse como leve….al igual que las variantes anteriores, ómicron causa hospitalizaciones y está matando personas”.

Aún más, para los que aun sueñan con la “inmunidad de rebaño”, la Directora Técnica encargada de la COVID-19 en la OMS, María Van Kerkhove, declaró que “ómicron no será la última variante preocupante”.

En nuestro país se han multiplicado los casos de personas que con las tres dosis se han contagiado con diferentes variantes, eso no significa que las vacunas sean inútiles, lo que es necesario mantener la obligación del uso de mascarillas, higiene, evitar aglomeraciones, mantener las pruebas gratuitas y ampliar las salas COVID en las provincias con mayor incidencia.

Es correcta la decisión del Presidente Abinader de mantener abierta la economía, pero no debe subestimar la variante ómicron y mucho menos pensar que con esta vamos a llegar al final de la pandemia.

Publicaciones Relacionadas