APOYA RENEGOCIACIÓN
PC pide control absoluto de Aduanas a propósito del caso Barrick Gold

El movimiento cívico Participación Ciudadana (PC) exigió hoy un control absoluto de las aduanas del país, para todas la inversiones, nacionales y extranjeras, así como un seguimiento detallado y transparente de las proporciones de oro, plata, doré y otros metales exportados, con apego irrestricto a las leyes.

Agregó que se debe comprobar la veracidad de estas mercancías para erradicar procedimientos contables que promueven la opacidad y la confabulación entre la empresa y los funcionarios públicos al servicio de intereses privados y en detrimento del interés nacional.

Asimismo, indicó que apoya la posición del gobierno de renegociar los aspectos fiscales del contrato original con la empresa minera Barrick Pueblo Viejo, en virtud de las cambiantes circunstancias internacionales en los precios del oro que han intervenido desde las negociaciones originales del 2002 y del 2009, en los mercados de metales internacionales.

Explicó que en vista de la importancia que la inversión extranjera directa desempeña para el desarrollo nacional, como lo expresara el presidente Medina, es esencial dejar constancia que el caso de la Barrick Gold debe ser enfocado como una situación única y sui géneris, en particular, dado el contexto social, político y económico del país, los niveles de corrupción y las prácticas de puertas giratorias que ha capturado al Estado dominicano. 

Respaldó los esfuerzos, dentro del marco jurídico del país, que existen para que se logre una nueva redistribución del inesperado excedente de los ingresos extraordinarios de la compañía multinacional, a la vez que aplaude que esos nuevos recursos del Estado sean utilizados exclusivamente, como solemnemente manifestara el presidente Medina en su discurso ante la Asamblea Nacional y el pueblo dominicano el pasado 27 de febrero, para “la inversión social y el combate a la pobreza.

“En un país como República Dominicana, con abundancia de recursos naturales no renovables,   pero con un Estado de débil institucionalidad, de fácil cooptación de los órganos de fiscalización y control, con un marcado índice de alta percepción de corrupción, es una obligación promover la movilización de la ciudadanía en el monitoreo de dichas riquezas para que su explotación e ingresos sean utilizados en beneficio de las clases más necesitadas del país”, dijo.

De igual manera, reclamó políticas de absoluta transparencia y rendición de cuentas en la relación entre el Estado y la empresa extractiva, sobre los ingresos percibidos por las autoridades, en particular, todos los pagos que la empresa realice al gobierno dominicano.

También aprovechó para exhortar al Congreso Nacional, en el sentido de que el proceso de revisión del contrato con la Barrick Gold sea acompañado por una amplia participación de todos los sectores de la sociedad dominicana.