Apoyan a dominicano Espaillat en cierre de campaña

Nueva York. En un ambiente festivo, al ritmo de merengue, el senador estatal de Nueva York Adriano Espaillat recorrió ayer las calles del distrito congresional 13, por el que se enfrenta al veterano político Charles Rangel, en el cargo desde 1971, en las primarias demócratas del martes.

Acompañado por varios líderes demócratas de la ciudad como el fiscal de cuentas, Scott Stringer, el presidente de El Bronx, Rubén Díaz, y su padre, el senador del mismo nombre, que en esta contienda han cerrado filas para apoyarle, Espaillat saludó, estrechó manos e incluso protagonizó varios “selfies”. “Esta es la caravana de la victoria. Tenemos una coalición fuerte, que está pidiendo cambios para el distrito, que tiene un incumbente que tiene mucho tiempo en Washington”, dijo el candidato previo al inicio de la caravana, a un entusiasta grupo de seguidores, que gritaba “Es pa’lla que vamos”, al referirse al Congreso, y haciendo un paralelismo con el nombre de Espaillat.

El senador estatal, que nació en la República Dominicana y emigró a Nueva York con sus padres, reiteró que Rangel no ha resuelto problemas de la comunidad, que tiene necesidades de vivienda asequible y de empleos con buenos salarios. “En medio de esa disfunción hay un caballero que se llama Charles Rangel que ha estado demasiado tiempo ahí”, y del que dijo se había aliado a los inversores de Wall Street en lugar de los residentes del distrito.