Apoyo a Kerry cobra fuerza

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/D3B9A12E-7DD1-4E3D-9FEF-077C29F03A99.jpeg

WASHINGTON (AFP).- La campaña presidencial cobró intensidad este jueves con una demostración de unidad de todos los demócratas en torno al senador John Kerry, en momentos en que la lucha antiterrorista tomó una dimensión altamente polémica y las críticas llueven sobre George W. Bush.

Kerry -que acaba de regresar de unas vacaciones de invierno en las que fue a esquiar- se rodeará el jueves por la noche de un puñado de demócratas de lujo, en particular los ex presidentes Bill Clinton y Jimmy Carter, el ex vicepresidente Al Gore y ex rivales de la interna demócrata como Howard Dean.

“Bush no cumplió sus promesas a los estadounidenses en cuanto a su seguridad, su salud, su educación y un sinfín de otras cuestiones”, atacó Kerry este jueves durante una reunión con Dean en Washington.

Mientras, Bush hacía campaña en Massachusetts, el estado de su contrincante demócrata: este jueves los republicanos harán un acto electoral en Boston, tras una intervención en Nashua, en el vecino estado de New Hampshire.

Por su parte, Dean dio su apoyo oficial este jueves a la candidatura de Kerry a las elecciones estadounidenses del 2 de noviembre. “Kerry es un luchador” que “tiene la experiencia, la fuerza y la visión necesaria para devolver el país a la buena vía”, dijo.

Kerry se tomó el trabajo de mostrarse con el libro del ex responsable de la lucha antiterrorista de la Casa Blanca, Richard Clarke, que acusa al gobierno de Bush de tomar la amenaza de Al Qaida a la ligera y enfocarse en el Irak de Saddam Hussein.

Las críticas -virulentas- recobraron fuerza en las últimas 24 horas durante los debates de la comisión de investigación independiente que trabaja en los atentados del 11 de setiembre.

Clarke acusó abiertamente a Bush ante la comisión de “socavar la guerra al terrorismo” al atacar Irak, pero teniendo el cuidado de dejar en claro que no apoya a Kerry y jurando que no aceptará puestos en un eventual gobierno suyo.

Hasta hace pocos meses emitir críticas como esas significaba ser tachado de antipatriota y de hacerle el juego a los enemigos de Estados Unidos.

Este debate confirma finalmente “lo que ya sabíamos: en esta Casa Blanca la seguridad nacional está tan políticamente orientada como las cuestiones de política interna”, dijo una cáustica columna en The New York Times firmada por Maureen Dowd.

Las críticas contra Bush ocurren a 8 meses de las presidenciales, y se agregan al hecho de que las supuestas y famosas “armas de destrucción masiva” de Saddam Hussein -argumento esgrimido por Estados Unidos para invadir Irak- nunca aparecieron.

Como afirma el diario USA Today, el gobierno de Bush no deseaba que esta comisión investigadora se instalara en un año electoral. “El testimonio de Richard Clarke demuestra el por qué”, según el diario.

Aún no hay sondeos que puedan reflejar si los últimos desarrollos incidieron en la intención de voto de los estadounidenses.

El último sondeo, publicado el 20 de marzo por el semanario Newsweek, revela que Bush y Kerry están codo a codo, ambos con 48% de las intenciones de voto.