Apoyo a la educación de futuros maestros

18_11_2015 HOY_MIERCOLES_181115_ ¡Vivir!3 C

La educación es el pasaporte a un mejor futuro para cualquier persona y la vía más segura para el desarrollo sostenible y equilibrado de la sociedad en su conjunto.

De ahí la importancia de invertir no solo en educación, sino especialmente en la preparación académica de quienes tendrán la responsabilidad de formar a los futuros profesionales del país, como en el caso de los estudiantes de educación y áreas afines.
Por ello, desde el año 2005, el Banco Popular Dominicano, en el marco de un acuerdo con la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), apoya financieramente el programa educativo ¡Adopta un futuro maestro!, que ofrece a bachilleres meritorios de limitados recursos la oportunidad de costear sus estudios universitarios en educación.

El Popular contribuye así con la formación académica de calidad de estos jóvenes con vocación docente, con el fin de que luego se inserten en el ámbito laboral y favorezcan el fortalecimien del sistema educativo dominicano.

Los beneficiados. Hasta el momento ¡Adopta un futuro maestro! ha beneficiado a unos 24 estudiantes, que a su vez forman parte del programa de becas Excelencia Popular, que ya cuenta con casi 180 estudiantes becados.

Al día de hoy, todavía cuatro estudiantes cursan sus estudios universitarios de Magisterio, mientras que otros 20 ya son graduados y laboran como docentes en reconocidos centros educativos públicos y privados del país, aportando con su experiencia y pasión a la formación de una nueva generación de dominicanos.

Karolyn Guzmán y Layar Ramírez son dos ejemplos de este grupo de becados meritorios que, gracias al apoyo del Popular, hoy son profesionales de referencia en su centro educativo. Ambas son maestras del Colegio Dominicano De La Salle, en cuya primaría imparten materias de lengua española, matemáticas, ciencias naturales y sociales.

“Como maestra, en mis manos tengo el poder de trasformar vidas”, expresa Guzmán. Para ella ser docente “es una experiencia grata y llena de aprendizajes. Es un camino que me ha ayudado a crecer en lo personal y ha enriquecido mi desarrollo profesional”, puntualiza.

De su parte, Layar confirma que, cuando se es docente, se adquiere una gran responsabilidad, “porque te conviertes en una pieza clave para el desarrollo del país. Mi mayor consejo para todos mis alumnos es que disfruten, se empoderen y sean los mejores en cualquier cosa que hagan. Ese mismo consejo lo aplico, todos los días, a mi vida”, rememora.

Formación integral . Además del apoyo económico que reciben por parte del Popular, el banco ofrece a estos jóvenes becados complementar su preparación académica con diversas actividades dentro del programa Excelencia Popular. Estas iniciativas de grupo buscan fomentar actitudes de liderazgo, el aprendizaje sobre finanzas personales o la práctica de valores morales. En este sentido, la señora Mariel Bera, vicepresidenta del Área de Relaciones Públicas del Popular, comenta que el sentido de convocar a los estudiantes del programa a estos talleres y charlas, además de conocerse e interrelacionarse, es “crear un espacio para que reciban formación útil para sus vidas, con el fin de fomentar en ellos la importancia de la toma de decisiones sustentada en principios éticos”.

Y los estudiantes de ¡Adopta un futuro maestro! reconocen el valor de estos encuentros:

“Siempre he dicho que ser becada del Popular no solo se suscribe a recibir el pago de una matrícula universitaria. Es también tener la oportunidad de crecer en muchas áreas de mi vida, tanto a nivel profesional como personal, a través de mi participación en todas los encuentros extracurriculares que ellos realizan”, manifiesta Karolyn.
La educación del futuro. Al cuestionar a estas jóvenes docentes sobre cómo ven la educación del mañana, ambas afirman que, en el futuro, la educación será más digital y flexible, lo que beneficiará el proceso de aprendizaje de los niños y adolescentes.