Appel se enfrenta a grandes cambios

http://hoy.com.do/image/article/148/460x390/0/01FC72CA-6547-406E-9AAA-A583945B885B.jpeg

Francfort.  EFE. El nuevo presidente de los servicios postales alemanes Deutsche Post, Frank Appel, tendrá que hacer frente al saneamiento del área de logística en EEUU y a la venta de la filial bancaria Postbank.

En consejo de vigilancia de Deutsche Post eligió ayer a Appel, de 46 años, nuevo consejero delegado de la compañía en sustitución de Klaus Zumwinkel, que presentó su dimisión el viernes tras ser acusado de fraude fiscal.

El nuevo presidente de Deutche Post, compañía privatizada en la que el Estado alemán todavía posee una participación del 31 por ciento a través del Banco de Crédito para la Reconstrucción (KfW), tendrá que llevar a cabo cambios importantes para revalorizar la compañía.

Al menos así lo esperan los inversores como demostró la apreciación de las acciones de Deutsche Post el pasado jueves, tras conocerse las investigaciones y el registro contra Zumwinkel, que despertaron expectativas de cambios en la empresa.

Appel, doctor en neurobiología por la Escuela Superior Técnica (ETH) suiza de Zúrich, ha sido hasta ahora director de Logística en Deutsche Post y como tal miembro del comité ejecutivo de la compañía.

En 1993 comenzó a trabajar en la consultoría estadounidense McKinsey & Co como asesor y director de proyectos en Fráncfort y en 1999 entró a formar parte de su comité de dirección en Alemania. Appel  llegó a Deutsche Post en 2000 como director del área de Desarrollo.

La cifra

31

Por ciento.  Es la participación que todavía posee el Estado alemán en el Deutche Post, a través de Banco de Crédito para la Reconstrucción (KfW), controlado por el gobierno.