Apple opta por lo clásico con los nuevos iPhone

Cupertino (United States), 10/09/2019.- Apple Senior Director, Product Marketing iPhone, Kaiann Drance, speaks about the iPhone 11 during the Apple Special Event in the Steve Jobs Theater at Apple Park in Cupertino, California, USA, 10 September 2019. (Estados Unidos) EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

Apple celebró ayer, martes, su mayor evento del año, la presentación de sus nuevos teléfonos iPhone, en los que en esta ocasión apostó por seguir la línea clásica, con pocos cambios y la mayoría de novedades centradas en la cámara y el tratamiento de las imágenes.
La multinacional que dirige Tim Cook presentó en el teatro Steve Jobs de su sede de Cupertino (California, EE.UU.) el iPhone 11 Pro, sucesor del XS y llamado a ser el nuevo teléfono estandarte de la compañía; el iPhone 11 Pro Max, con la pantalla más grande; y el iPhone 11, la versión más sencilla y barata. La principal novedad de los modelos 11 Pro y 11 Pro Max es que cuentan por primera vez en un iPhone con tres lentes en la cámara trasera -una más que la versión sencilla- así como el modo noche a la hora de tomar fotografías.
Las lentes se encuentran en un marco cuadrado, lo que ha hecho cambiar ligeramente el diseño tradicional de estos teléfonos, y consisten en un teleobjetivo de 12 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles y un ultra gran angular también de 12 megapíxeles. El iPhone 11 Pro tiene una pantalla de 5.8 pulgadas, mientras que su “hermano mayor”, el Pro Max, tiene una de 6.5 pulgadas, y ambos presentan una pantalla super retina OLED, además de una duración de batería que supera en 4 y 5 horas, respectivamente, las de sus predecesores.
El procesador de los nuevos dispositivos de Apple es el A13 Bionic, “el más rápido del mercado”, según la compañía, capaz de llevar a cabo un trillón de operaciones por segundo.