“Aprendiendo para la vida” cambia rumbo de jóvenes

Parte de los  más de cuatro mil jóvenes que han  participado en el programa de formación  técnica en las áreas  turística, hotelera y gastronómica

Trabajar y ganarse su sustento y el de sus familias era un “dolor de cabeza” con el que tenían que lidiar diariamente ante la imposibilidad de estudiar y salir del círculo de la pobreza en el que nacieron y crecieron.

Sin embargo, esta realidad comenzó a cambiar cuando ingresaron a un programa gratuito de capacitación técnica para jóvenes de escasos recursos en diferentes áreas de los sectores turístico, hotelero y gastronómico.

Esta oportunidad les abrió las puertas al sector laboral y hoy día dicen sentirse útiles a la sociedad y a su entorno.

Gini Batista, bartender; Susana Nova y Nataly Calcaño, cocineras, y Arelis Castillo, camarera, cuentan cómo luego de conocer el programa denominado Learning for Life tomaron las riendas de sus vidas, convirtiéndose en entes productivos.

Incidencia. Ellas forman parte de los más de cuatro mil jóvenes que se han capacitado gracias a esta iniciativa. El 70% de ellos trabaja en sus áreas de entrenamiento.

El programa no solo enseña a los participantes, sino que también los coloca en áreas de trabajo.

Otros chicos que también optaron por esta opción y que han obtenido resultados positivos son Jorge Soler, cocinero; Mayelin Vicente, camarera, y Nelson Carrasco, bartender.

Entrevistados para la Esquina Joven, los egresados del proyecto resaltaron su interés de continuar formándose y, en algunos casos, hasta de instalar sus propios negocios. Con su trabajo combatirían la pobreza.

Trabajo social. Un elemento importante en la formación integral de los participantes es su integración en jornadas de trabajo social que persigue cultivar en cada uno de ellos el valor de la solidaridad y desarrollar la sensibilidad por el bienestar colectivo.

Jornadas de pintura de escuelas, reforestación, participación en limpieza de costas y playas, son algunas de las acciones desarrolladas como actividades complementarias por los estudiantes.

Responsabilidad social. Learning for Life (Aprendiendo para la vida) es un programa comunitario desarrollado por Diageo, que opera en 44 países de Latinoamérica y el Caribe.

En República Dominicana el programa es ejecutado por United Brands.

El proyecto se desarrolla mediante una alianza estratégica con A&B Masters, institución líder en el país en la capacitación y especialización del personal de servicio para hoteles y restaurantes.

Su equipo de facilitadores proporcionan los entrenamientos en tres áreas fundamentales: cocineros, bartenders y mesoneros.

Para United Brands la responsabilidad social se constituye en una filosofía que dirige el accionar de todos sus proyectos, desde la forma en la que se elaboran los productos que vende, hasta la manera de mercadearlos, comercializarlos, pero sobre todo, cuidando el impacto que tienen sus operaciones en las comunidades.

Directivos de la empresa entienden que en la medida en que los jóvenes se incorporan al sector productivo se le da la oportunidad de mejorar su calidad de vida y la de sus familias, lo que se traduce, a su vez, en una mejoría del entorno en que viven.

Los programas orientados a educación e incorporación a jornadas laborales tienen relación directa con la disminución de la delincuencia y bajan los niveles de pobreza extrema en las comunidades.

Al mismo tiempo se constituyen en ejemplo a seguir por otros jóvenes que ven una opción viable de crecimiento y desarrollo.

Ser socialmente responsable es la esencia de su forma de gestión, definida por la relación ética de la empresa con todos los públicos con los que se relaciona, y por el establecimiento de metas empresariales compatibles con el desarrollo sostenible de la sociedad, y del país en su conjunto.