Aprovechan la situación para traficar con armas y drogas

La apertura de la frontera  por la zona de Jimaní se está aprovechando para el tráfico de armas, drogas y personas, según denunció  anoche una fuente ligada a los operativos de ayuda humanitaria que ejecuta el Gobierno.

Una de las formas para eludir los controles migratorios es la falsificación de órdenes de referimiento de pacientes hacia diferentes centros hospitalarios del Sur y la Capital.

Ayer se detectaron algunos referimientos hechos en recetarios, aunque lo normal es que se  llene un formulario amplio.

Se conoció que algunos fueron devueltos y puestos en investigación.

Inmediatamente fueron alertados los organismos de inteligencia de seguridad, que han reforzado la vigilancia y el personal, sobre todo alrededor del hospital de Jimaní y otros centros de atención médica.

Se dijo que  algunos pacientes que no ameritaban referimiento alegaban ante personal de apoyo extranjero malos tratos del personal médico dominicano para presionar su traslado fuera de la zona fronteriza.

La frontera por Jimaní esta prácticamente abierta para dar paso a la ayuda humanitaria. Los vehículos no son chequeados para agilizar la ayuda, lo que sería aprovechado por los traficantes.

Inconcebible .  Otra denuncia que llegó a HOY es que algunos haitianos que se abastecían de combustibles en Jimaní, puesto que en Haití   casi se agotó,  eran despojados en la frontera por  guardias dominicanos que buscaban obtener  peaje.

Un legislador propietario de la bomba de combustible tuvo que intervenir ante los guardias para que devolvieran el  carburante  a los haitianos.

Calificó la acción de inhumana y vergonzosa contra un país en calamidad.