Aprueban dar licencias ilegales NY

La Cámara Baja del Parlamento del estado de Nueva York aprobó ayer una ley que otorga el derecho a los indocumentados a conseguir un permiso de conducir, una vieja reivindicación de este colectivo que aún necesita el visto bueno del Senado para hacerse realidad. De ser aprobado por ambas cámaras, controladas por el partido Demócrata, Nueva York se convertiría en el estado número 13 del país, además del Distrito de Columbia y Puerto Rico, en conceder carnés de conducir sin importar la condición migratoria. Tras su aprobación, el público que había acudido a presenciar la sesión rompió en aplausos y comenzó a corear en español- Sí se pudo. Esta ley, cuyo proyecto fue presentado por el demócrata Marcos Crespo, permitiría que en torno a 265,000 indocumentados obtuvieran el permiso de conducir.
La iniciativa también se encuentra en el Senado, donde fue inscrita por el legislador Luis Sepúlveda. El pasado 6 de junio, un grupo de activistas y de legisladores afroamericanos pidieron al Senado que aprobara este proyecto. Los indocumentados podían conducir en Nueva York antes de los atentados contra las Torres Gemelas, en 2001, pero un año después, el entonces gobernador, George Pataki, impuso el requisito de presentar el documento del seguro social para sacar o mantener la licencia.