Apuntes de bolsillo

JOSE DE ESPRONCEDA, (Almendralejo, 1808-Madrid, 1842). Poeta español, en cuya vida y obra se refleja el temperamento apasionado, característico de la generación romántica.

Hijo de militar, fue discípulo de Alberto Lista en el colegio San Mateo, de Madrid. Era aún un muchacho cuando fundó la sociedad secreta Los Numantinos, lo que le valió una temporada de reclusión en el convento de San Francisco de Guadalajara. En 1826 huyó a Lisboa y allí se enamoró de Teresa Mancha, hija de un liberal emigrado, a la que siguió a Londres y luego raptó en París, poco después de que ella se casara con un comerciante español. Intervino en la revolución francesa de 1830 y en la fracasada expedición de Joaquín de Pablo contra el régimen absolutista de Fernando VII.

De regreso a España (1832) creó el periódico El Siglo y fue elegido diputado en representación de los republicanos. En 1836 Teresa lo abandonó después de darle una hija. Su carrera literaria se inició con versos de facturas neoclásica, como se aprecia en el poema inconcluso El Pelayo, pero durante su destierro entró en contacto con los autores románticos ingleses, franceses y alemanes, en quienes encontró un modo de expresión más acorde con sus sentimientos e ideas. De su producción, publicada con el título de Poesías (1840), destacan en primer lugar las cinco canciones: Canción del pirata, El mendigo, Canción del verdugo, El canto del cosaco y El reo de muerte, donde exalta la figura del rebelde en conflicto con una sociedad corrupta.

El mismo ímpetu late en varios poemas políticos, como Al dos de mayo, A la patria y A la muerte de Torrijos, cuyos versos ensalzan la libertad y el individualismo, al tiempo que repudian a los tiranos y la injusticia social. Por el contrario, A Jarifa en una orgía aborda el tema del desengaño y manifiesta un amargo hastío típicamente romántico. No obstante, la composición que le proporcionó mayor celebridad fue El estudiante de Salamanca.