Apuntes sobre Adompretur, el PEL y el buen periodismo

Millizen Uribe

El buen periodismo y el sacerdocio tienen en común una amplía vocación de servicio que, inicialmente, no amerita reconocimiento porque su mayor recompensa siempre han de ser los aportes que hace.

No obstante, honrar honra, y reconocer lo bueno nunca estará demás, máxime cuando cumple la doble función de realzar y, al mismo tiempo, estimular.

Ese es el caso del Premio Nacional de Periodismo Turístico Epifanio Lantigua (PEL), que organiza la Asociación Dominicana de Prensa Turística (Adompretur), presidida por el destacado periodista José María Reyes, y que este año arribó a su XVI edición, teniendo yo el privilegio de dirigirla. Durante estos 16 años, este galardón, uno de los más importantes en el mundo periodístico, ha cumplido la labor de reconocer los mejores trabajos y coberturas periodísticas relacionadas al turismo y, con ello, resaltar el esfuerzo y la profesionalidad de las y los colegas ganadores de este lauro.

Pero, y he aquí lo más importante, se ha encargado de estimular y garantizar que año tras año en periódicos, revistas y canales de televisión, entre otros medios, nunca falten decenas de reportajes, artículos de opinión, fotografías y notas de mucha calidad que promocionan y apoyan el turismo dominicano, a veces en un tono crítico, señalando las oportunidades de mejoras, y otras invitando al disfrute y conocimiento de nuestras bellezas naturales.

Esto, combinado con la labor de formación que hace Adompretur a su membresía, representa un aporte directo y a la vez intangible al Estado dominicano y a la sociedad, dada su contribución con uno de los sectores más productivos del país y que mayor aporte hace al PIB, como es el turismo.

Además, en los momentos actuales en que se han usado medios de comunicación internacionales para afectar esta actividad, mediante una campaña de comunicación negativa en contra del turismo dominicano, que es lo mismo que en contra del pueblo dominicano, constituye esta buena prensa turística que estimula y reconoce el PEL, un mecanismo de respuesta natural para preservar un sector de gran dinamismo y apoyo al desarrollo nacional.

De ahí la importancia y el carácter trascendental de este galardón, que al mismo tiempo reconoce el buen periodismo y lo sigue estimulando.

De modo que el reconocimiento para la directiva de Adompretur, por el empeño que hace año tras año en el montaje de este galardón; al jurado, presidido por José Rafael Sosa, garante de la calidad de este premio, y a los auspiciadores: Ministerio de Turismo, Banco Popular, Instituto de Aviación Civil (IDAC) y Cadena Barceló, entre otros,

Pero, de manera especial a los y las colegas ganadores este año: Manuel Quiterio Cedeño, Julissa Montilla, Cándida Acosta, Juana Cabrera, Maricha Martínez, Luisa Rebeca Valentín, Jorge González, Ericka Rodríguez, Nancy González, Soranyi Rodríguez, Juan Carlos Mejía, Xiomara Lara, Luisa Féliz y al programa Andariego. Gracias por demostrar que sí se puede.