Arabes y europeos condenan masacre Israel

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/2711A31B-1D61-4D92-8A17-F18D04C4D0C9.jpeg

Redacción Central (EFE).- La Liga Arabe y la Unión Europea condenaron ayer el bombardeo israelí de esta madrugada sobre la localidad palestina de Beit Hanún, en Gaza, que causó la muerte de 19 palestinos, la mayoría mujeres y niños.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha pedido una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar sobre este ataque israelí, que causó además 40 heridos, y Hamás amenazó con vengarse.

A estas víctimas se suman otros cinco palestinos -cuatro milicianos y un civil- que murieron en el norte de Cisjordania, la pasada madrugada durante una operación del Ejército israelí en la aldea de Yamún.

“Tenemos una gran confianza en que los brazos armados (de Hamás) respondan a las masacres israelíes y venguen estos crímenes”, aseguró Meshal -considerado el jefe “de facto” de Hamás- en una rueda de prensa en Damasco, donde tiene su residencia habitual.

El Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamás) también ha amenazado con atacar objetivos e intereses de Estados Unidos en Oriente Medio, en respuesta a las operaciones israelíes en territorios palestinos.

El secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa, hizo un llamamiento a favor de una “actividad árabe adicional” para hacer frente a “la masacre terrible” además de “injustificada, incomprensible e imprevista” cometida esta madrugada por Israel.  El rey Abdalá II de Jordania, que calificó el ataque israelí de “terrible masacre”, hizo un llamamiento a la comunidad internacional a actuar “inmediatamente” para detener la incursión de Israel en los territorios palestinos y regresar al proceso de paz.

En una conversación telefónica mantenida hoy con el presidente palestino, Mahmud Abás, el monarca jordano prometió que “hará todo lo posible por detener las operaciones militares y poner fin al sufrimiento palestino”.

Por su parte, el Gobierno sirio acusó a Israel de practicar “terrorismo de Estado” y manifestó en un comunicado que “Siria sigue con gran interés las noticias sobre la brutal agresión y la salvaje masacre que ha perpetrado Israel en Beit Hanun esta mañana y condena con dureza el terrorismo de estado israelí”.

En Bruselas, el alto representante para la Política Exterior de la UE, Javier Solana, deploró la matanza en la localidad palestina de Beit Hanún y urgió a Israel a no obstaculizar los esfuerzos del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, para lograr un gobierno de unidad nacional .

“Ya es momento de romper este círculo de violencia que condeno en los términos más enérgicos. Estas operaciones militares deben detenerse. Debemos dar una oportunidad al proceso de reconciliación entre palestinos. El presidente Abás debe ser plenamente apoyado en sus esfuerzos para formar un nuevo gobierno”, afirmó Solana, en una declaración escrita.

Asimismo, la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, consideró en un comunicado que la matanza de Beit Hanún es un “suceso profundamente impactante” y añadió que “Israel tiene derecho a defenderse, pero no al precio de las vidas de inocentes”.

El Gobierno francés también condenó los ataques israelíes contra los palestinos, así como los disparos de cohetes contra el territorio de Israel y los llamamientos de grupos palestinos radicales a reanudar los atentados suicida.

“Francia condena los disparos de artillería indiscriminados en zonas habitadas que se producen en violación del derecho humanitario internacional, en particular los convenios de Ginebra”, afirmó el ministro francés de Exteriores, Philippe Douste-Blazy, en una declaración.

Recalcó que “el derecho de Israel a ejercer su defensa no puede ponerse en entredicho, pero debe ejercerse en el respeto del derecho humanitario internacional”.

El Gobierno español también expresó su “más enérgico rechazo” al bombardeo israelí, sobre el que el ministerio de Asuntos Exteriores afirmó en un comunicado que “la violencia no es, ni ha sido nunca, el camino adecuado para la reconciliación y la paz, y provoca nuevos ciclos de mayor violencia que sólo causan dolor y sufrimiento a todos los pueblos de la región”.

“Aún reconociendo el derecho del Gobierno de Israel de velar por la seguridad de sus ciudadanos, el Gobierno español se ha manifestado siempre contrario al uso de la fuerza como medio para solucionar el conflicto israelo-palestino”, añadió el comunicado del ministerio español de Asuntos Exteriores.

El viceprimer ministro italiano y ministro de Exteriores, Massimo D’Alema, declaró que “no es aceptable” la escalada de violencia en los territorios palestinos y consideró que “en este momento es fundamental una iniciativa internacional para desbloquear la situación de los palestinos”.

La organización pacifista israelí “Paz Ahora” denunció también que el Gobierno del primer ministro de Israel, Ehud Olmert y del titular de Defensa, Amir Peretz, se ha convertido en un Ejecutivo “con sangre en las manos”.