Argentina busca copa con Messi

Argentina busca su tercera corona en la Copa Mundial Brasil 2014 de la FIFA, con la esperanza de que Lionel Messi, se convierte en el Angel de la Guardia, además el apoyo de los demás integrantes de la selección de la nación. Messi, que viene de su peor temporada en el fútbo europeo, se ha mantenido tranquilo, esperando el pitazo del primer juego la pitada inicial.

La primera copa que ganó Argentina, fue en 1978, al vencer en la gran final a Alemania Occidental 3-1, teniendo como escenario la ciudad de Madrid, España.

Con un Maradona, en su mejor momento los argentinos, esperaron ocho años más, para ganar la segunda copa al vencer de nuevo a los alemanescon anotación de 3-2, donde se recuerda el gol de Maradona, conocidomo como la Mano de Dios. La gran certeza de Argentina es que tiene a Messi. Casi todo lo demás que hay alrededor son dudas. En una selección donde siempre hay debate, la portería y la defensa son el centro de discusión. Y no es un tema menor, en un equipo que siempre aparece entre los candidatos al título. Pero toda la desconfianza que genera la parte de atrás desaparece cuando Messi recibe el balón.

Sin embargo, la suerte se daría vuelta en 1978 y 1986, cuando festejó en casa y en México, respectivamente, de la mano de Mario Kempes y Diego Armando Maradona. También tiene su inmenso talento se verá acompañado por algunos de los delanteros más brillantes del torneo. Con una miramos hacia delante, las opciones de Argentina se multiplican. Superó con solvencia y hasta comodidad la fase de clasificación, pero ahora el reto es superar los cuartos de final para volver a situarse entre los cuatro mejores del mundo.

No lo consigue desde que en 1990 perdiera la final contra Alemania. Desde entonces acumula decepciones y el reto que asume Alejandro Sabella es devolver la felicidad a una de las aficiones más apasionadas y entregadas del mundo.

La Albiceleste llegó a la instancia decisiva en Uruguay 1930, primera edición del certamen, cuando cayó 2-4 ante el combinado local, en su cuarta final fue frente a Alemania, con pizarra de 1-0, en Italia

El camino a Brasil 2014. Luego de la auspiciosa goleada ante Chile en el debut del clasificatorio, una inesperada e inédita caída en Venezuela, seguida de un empate en casa con Bolivia, sembraron un manto de dudas sobre la selección de Alejandro Sabella, quién se había hecho cargo del equipo después de la Copa América 2011. Sin embargo, el triunfo ante Colombia en Barranquilla,

La estrella

Leo Messi

Colecciona elogios con la misma facilidad que suma goles y títulos. Señalado como el mejor futbolista del mundo, a Messi le costó trasladar toda la magia que exhibía con el Barcelona hasta la selección argentina. Superadas no pocas reticencias, Leo se ha convertido en la referencia indiscutible de Argentina, en el líder natural del grupo. Su ambición le impide acudir a un torneo a otra cosa que no sea luchar por ganarlo. Y así se presenta en Brasil, con el único objetivo de añadir a su impresionante palmarés el título más importante, el que le situaría, ya sin poco espacio para la discusión, entre los grandes de siempre.

El seleccionador

Alejandro Sabella

Hay pocos banquillos en los que se disfruten y vivan tanto los triunfos como en el de la albiceleste. Lo mínimo que se le exigía era llevar a Argentina al Mundial y ese primer examen lo superó sin apenas dificultad. Ahora afronta un reto de mucha más altura, como es ser uno de los verdaderos protagonistas del Mundial. Se le pedirá que supere la barrera de cuartos, aunque la afición no se conformará con otra cosa que sea luchar por el título. Y para lograrlo, Sabella necesitará algo más que encomendarse a Messi. De su habilidad como entrenador dependerá que sea capaz de rodearle de los futbolistas adecuados para sus propósitos.