Arias Valera dice el Procurador debe probar acusaciones

26_11_2015 HOY_JUEVES_261115_ El País4 A

El exconsejero del Poder Judicial Francisco Arias Valera se desligó ayer de las imputaciones que le hacen el procurador Francisco Domínguez Brito y el abogado Tomás Castro, y las atribuyó a una lucha de intereses políticos que hay a lo interno del Poder Judicial, en la que dijo, está envuelto el expresidente del organismo Jorge Subero Isa.

En conferencia de prensa ofrecida en la residencia del doctor Carlos Balcácer, quien junto a Félix Damián Olivares asumió su defensa, Arias Valera negó que diera órdenes a la magistrada Awilda Reyes Beltré ni a ningún otro juez para que favorecieran con sentencias a determinados procesados, ni entregara dinero.

“Todo lo que el procurador dice en contra de mí tendrá que probarlo; eso es totalmente falso”, dijo.

Aseguró que las imputaciones que le hace el procurador están basadas en una carta del exjuez del Tribunal de Ejecución de la Pena de San Cristóbal José I. Medrano Quéliz, contra quien el propio Ministerio Público se querelló ante el CPJ por haber dispuesto la libertad de los exbanqueros Marcos Báez Cocco y Luis Álvarez Renta.

Reveló que por esa carta demandó a Medrano Quéliz, demanda que fue declarada inamisible hace dos meses por un juez en San Cristobal, y la apeló.

La trama. Según Arias Valera, en su interés por dañar su reputación, Castro envió a una periodista de nombre Friena Almonte a entrevistarlo, “con el objetivo de que yo le manifestara que Mariano Germán (presidente del CPJ) me dio instrucciones para que Awilda le diera la libertad al regidor (Erickson de los Santos), totalmente falso”.

Subero quería control CPJ. Afirmó que en todo lo que se ha dicho de él ha intervenido el expresidente de la Suprema Corte de Justicia, quien, dijo, le tiene “animadversión” porque rehusó respaldarlo cuando lo iban a relevar del Poder Judicial.

“Para nadie es desconocido que el consejero Samuel Arias Arzeno y yo teníamos diferencias porque él y Elías Santini representaban el sector de Subero en el Consejo, quien quería que yo lo apoyara, porque como en el consejo son cinco miembros y yo apoyaba al magistrado Mariano en muchas ocasiones, ellos se molestaron. Eso es lo que ha pasado allá”, dijo.

Apadrinaba a dos. Arias Valera dijo que aparte de la magistrada Reyes Beltré, con los jueces Víctor Lebrón Mejía, Rosó Vallejo Espinosa y José Dionisio Duvergé Mejía, a quienes el procurador incluye en la supuesta estructura mafiosa que opera a lo interno del Poder Judicial bajo su liderazgo, solo había una relación de amistad, al punto que Delio y Rosó eran candidatos al CPJ patrocinados por él.

Afirmó que previo a la denuncia del procurador, un grupo de jueces eran investigados a instancias del presidente del CPJ.

ZOOM

 

Cortina de humo

El abogado Carlos Balcácer dijo que el procurador lanzó su denuncia contra Arias Valera porque sabe que “como consecuencia de no recurrir la sentencia de Félix Bautista, una parte de la población quiere su cabeza”. Le recordó que tres de los casos que le imputa a su cliente fueron juzgados, “y su tren judicial dio archivo”.