Arias Valera dice utilizan su caso para desarticular a LF

A1

El exconsejero del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, acusado de supuesta prevaricación durante el ejercicio de sus funciones, afirmó ayer que el caso penal suyo y de Awilda Reyes Beltré está siendo utilizado políticamente por el Gobierno para debilitar al expresidente Leonel Fernandez en el Comité Político (CP) del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Afirmó que recibe presiones y es amenazado con ser enviado a la cárcel de Najayo si no se alía con Reyes Beltré en una campaña contra Radhamés Jiménez, acusándolo de ser quien les daba órdenes para dictar determinadas sentencias.

“Lo que ellos buscan con este expediente mío es inhabilitar a Radhamés como miembro del Comité Político porque así Leonel queda solamente con siete u ocho miembros y Danilo (Medina) con las 3/4 partes y así puede pasar otra vez la reelección”, dijo Arias Valera en entrevista a Hoy.
Todo friamente calculado. Reveló que luego de la reunión del CP del 2015 donde se decidió la repostulación del presidente Medina con 23 a 11 votos, los leonelistas estaban renuentes a votar en las elecciones del 2016, lo que obligó a ambos líderes a firmar un acuerdo de 15 puntos para garantizar la adhesión de los inconformes.

Dijo que en el punto número 7 de ese famoso acuerdo se estableció que las decisiones del CP serían tomadas en base al consenso de sus 35 miembros (ahora 34 tras la muerte de Juan de los Santos), y en su defecto, será necesaria la ¾ partes de la matrícula del mismo.

Arias Valera indicó que en la actualidad el presidente Medina cuenta con 23 de esos 34 votos, incluyéndose él, y Fernández 11; por lo que si le inhabilitan a Jiménez, solo tendría 10; “esto, sin contar que Julio César Valentín al parecer se le fue, y Alma Fernández está en contra, por lo que solamente le quedarían 8 ó 9. Agregó que los votos de Fernández en el CP son Margarita Cedeño, Rafael Alburquerque, Franklin Almeyda, César Pina Toribio, Bautista Rojas, Radhamés Jiménez, Alejandrina Germán y Abel Martínez. A este último no descartó que le saquen un expediente como al exalcalde de San Francisco de Macorís, también para inhabilitarlo.

“Eso significa que Danilo tendría la ¾ parte de la matrícula del CP para modificar la Constitución, pues quien gobierna la parte política y dirige la posición congresual del PLD es ese organismo. Esa es la jugada”, según Arias Valera.
La presión. Como parte de la presión que alega ha recibido para que se una a Awilda en una campaña contra Jiménez y Germán, el exconsejero dijo que le han enviado a mucha gente a ofrecerle dinero, de lo cual aseguró tener pruebas.

Reveló que el 29 de mayo del 2016, Día de las Madres, le enviaron a su casa al señor Nicolás Benavides, apodado “ el síndico de La Barquita”, y quien supuestamente era el papá de su esposa.
“El me dijo que venía de parte de una persona, que no es funcionario pero es el brazo económico de Danilo (me reservo el nombre), a ayudarme a salir del problema a cambio de que yo le diera información; le dije que no, y él me dijo que no era lo mismo salir con dos o cinco años (de cárcel), que salir por la puerta grande”, contó Arias Valera.

Agregó que para meterle miedo, en la acusación que le hizo el exprocurador general Francisco Domínguez Brito, lo incluyeron en una supuesta asociación de malhechores, que no va con la ley, pero la condena es de 3 a 20 años de cárcel.
Ni Mariano sabe quién hizo recibo. Resaltó que a él solo se le acusa del recibo en el que Reyes Beltré afirma haberle devuelto RD$350,000, que él sostiene no es verdad
Refirió que el 2 de noviembre del 2015, “Día de los Muertos”, luego de una reunión del CPJ que terminó a las 2:30 de la tarde, se fue y que como a las 8:30 de la noche volvió al despacho de Mariano porque éste lo llamó.
Dijo que Germán tenía a Awilda en otra oficina y que luego la llamó y los enfrentó. Aseguró que nunca vio el dinero que le querían devolver a él y que no aceptó negando todo lo que decía Reyes Beltré.
Explicó que fue nueve días después (10 de noviembre), que el presidente de la SCJ le mostró el recibo de la devolución de los RS$350,000, diciéndole que no sabía quien lo dejó sobre su escritorio, y que se lo iba a enviar al Ministerio Público.

Arias Valera resaltó que en el expediente acusatorio el Ministerio Público dice que él recibió dinero del regidor de Pedro Brand Erickson de los Santos Solís (Ney), quien está en prisión desde el 11 de febrero del 2015, para favorecerlo con una libertad a través de un Habeas Corpus, y que de ese dinero le entregó RD$350,000 a Awilda.
Se preguntó si eso es cierto, porqué al imputado no lo juzgan por soborno ni tampoco lo incluyen como testigo en el proceso penal abierto contra él.
Tanto Arias Valera como Reyes Beltré están bajo arresto domiciliario, sin embargo, el exconsejero se queja de ciertos privilegios que dice tiene la jueza.