Aristy Castro estima Leonel ignora
la realidad que padece la población

http://hoy.com.do/image/article/136/460x390/0/53E4FA92-151D-47CB-8D6B-492D93BE33C2.jpeg

RADHAMÉS GONZÁLEZ
San Pedro de Macorís.-
El candidato presidencial del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Amable Aristy Castro,  afirmó ayer  que el presidente  Leonel Fernández desconoce la realidad que sufre y padece el pueblo que  gobierna.

“El presidente Fernández está desconectado de la realidad, no sabe, no conoce las calamidades y vicisitudes que día a día tienen que sufrir los dominicanos como consecuencia de su mala política económica y de la insoportable carga fiscal que les ha impuesto”, declaró  Aristy Castro.

El aspirante presidencial reformista dijo que el gobernante “desconoce o se le olvidó como se vive en los barrios, donde se compra arroz por cuarta, media libra o libra; pasta de tomate y sazón por cucharadas; aceite por tercias y donde las madres de familia tienen que estirar el diario mismo que raras veces supera los cien pesos, para dar de comer a sus hijos y esposos y la mayoría de las ocasiones deben acudir al fiao”.

 “A Leonel se le olvidó que los pobres no tienen tarjetas de crédito y que en los barrios no hay supermercados, que no compran aceite por galón ni arroz por saquito”, expresó.

Aseguró que el presidente Fernández “vive en una burbuja de cristal en el aire, navegando en el Internet  lejos de la vida real; en una ficción, mientras el pueblo que lo eligió sufre la carencia de lo elemental, comida, medicina, energía eléctrica y agua potable, además de la inseguridad y el desempleo todo consecuencia de una mala política económica”.

Consideró que las últimas medidas para reducir el precio de algunos artículos de primera necesidad, “son meramente cosméticas, para aparentar, no para resolver, por demás virtuales e ineficaces”.

“Bajar   en base a créditos fiscales o arancelarios los precios de cuatro o cinco productos de la canasta familiar en las grandes cadenas de supermercados que son dos o tres y obligarlos a publicitar en los medios de comunicación dichas rebajas, no le va a resolver nada a los pobres e indigentes que representan el 80 por ciento de la población”, dijo.

 “El gobierno de los pobres que encabezaremos, reducirá el costo de la vida relanzando la agropecuaria; reduciendo los impuestos a los hidrocarburos, rebajando el ITBIS del 16 al 10 por ciento y reduciendo el costo de la energía eléctrica”.

Aristy Castro se expresó en estos términos, luego de encabezar una  concentración en este municipio donde  le acompañaron el senador por La Altagracia, Germán Castro; los diputados Guido Cabrera y  Sergio Cedeño; el candidato vicepresidencial,  José Enrique Sued; el doctor  Josecito Hazim y su esposa Vilma Torres de Hazim,  Darío Mañón, Rubén Darío Ramos, la doctora Rafaela  Alburquerque, Ynti Eusebio Alburquerque  y Radhamés Fernández, entre otros.

Rregión Este respalda  Aristy Castro

El candidato presidencial  reformista, Amable Aristy Castro, recibió ayer en San Pedro de Macorís,  un rotundo respaldo   a sus  aspiraciones, en una caravana que durante más de hora y media desafió la torrencial lluvia con vientos que inundaron calles y avenidas,  echando al suelo el techo de decenas de pequeños, medianos y grandes negocios de la ciudad.

La lluvia trastornó el tránsito vehicular y aisló estaciones de expendio de combustibles y puso de manifiesto la gran fragilidad  del sistema pluvial.

En el respaldo al candidato reformista tuvo mucho que ver el trabajo realizado por el cuatro veces ex senador reformista, José Hazim Frappier y su esposa Vilma Torres de  Hazim;  la diputada por varios períodos,  Rafaela Alburquerque y su hijo el regidor y dirigente reformista, Ynti Eusebio Alburquerque,  y otros destacados dirigentes del PRSC.

Pese a la lluvia, cientos de personas siguieron en la larga caravana que recorrió decenas de calles y barrios de San Pedro de Macorís.

Se podría decir que la caravana tenía un carácter regional, pero lo más importante es que a su paso y pese a la lluvia, un gran número de personas la esperó y la recibió desde las puertas de sus casas con banderas, gorras, afiches y otros atuendos coloraos.