Arranca histórica visita de Obama a Cuba

Obama

LA HABANA. El presidente Barack Obama arranca el domingo un histórico viaje a Cuba, donde la gente mira con una mezcla de esperanza y cautela el presente y futuro a poco más de un año que se acordó normalizar las relaciones bilaterales tras cinco décadas de ruptura. Obama tocará tierra cubana por la tarde y se espera que entre sus primeras actividades esté un recorrido por el centro histórico de la ciudad, un área patrimonial y uno de los proyectos de restauración y de mejoramiento de la calidad de vida de la población más exitosos de la isla.

El primer viaje de un presidente estadounidense en casi 90 años a la isla atrapó la atención de los cubanos comunes, muchos de quienes nunca pensaron atestiguar algo así, aunque por la mañana del domingo y a unas horas de su arribo algunas calles de La Habana lucían sin mucha gente. “Esto es una cosa increíble”, dijo Carlos Maza, un especialista en refrigeración de 48 años, que espera que la normalización se traduzca en la apertura de sectores como la agricultura y que se permita la importación de equipos de reparación. “Van a haber sus cambios, pero es lento”, consideró este hombre que también espera hacia adelante poder visitar Estados Unidos.

Roberto Albar, un jubilado de 68 años, ve el deshielo de las relaciones como algo que conviene a ambos pueblos. “Nosotros prácticamente somos vecinos” y el sistema político de Cuba “no quiere decir que seamos enemigos”, dijo, aunque fue más cautelosos con los cambios. “Yo no he visto nada. Yo vivo ahí y eso se está cayendo”, dijo mientras apuntaba hacia el edificio con la fachada derruida donde vive. “Los pobres seguimos siendo pobres”.

La gente ha visto en los últimos días un verdadero frenesí en la capital con el arreglo de calles, el pintado de fachadas o el mantenimiento del Malecón, por donde se supone pasará el mandatario o su comitiva de funcionarios y empresarios. Xiomara Sánchez, de 60 años, trabaja en una cafetería particular en La Habana y dice que se siente “orgullosa y bien que él venga a Cuba”.