Arrecia la campaña mientras el país se jugará su futuro en febrero y mayo

Arrecia la campaña mientras el país se jugará su futuro en febrero y mayo

Cómo ejercer el voto de manera responsable: Día Mundial de las Elecciones

La República Dominicana se encamina a dos procesos electorales, que para algunos expertos, serán de los más reñidos en la historia democrática reciente, situación que se ha empezado a ver en medio de la actual campaña, donde los diferentes líderes políticos, intercambian ataques inmisericordemente.

Aunque han comenzado a subir de nivel y de tono, se espera que se intensifiquen aún más en las próximas semanas, donde las estrategias de comunicación y propaganda, jugaran un papel preponderante, en el primer reto pautado para el 18 de febrero con las municipales y luego para el 19 de mayo en las elecciones presidenciales y congresuales.

En ese sentido y a menos de dos meses, los partidos están de lleno en las calles en busca de votos, con el que pretenden enviar un mensaje de advertencia para quien resulte perdedor, de cara a las presidenciales.

Para el politólogo David Lahoz, es necesario prestar atención en lo adelante a la justicia, en procura de evitar que se convierta en una herramienta de persecución y desarticulación de propuestas, como se ha denunciado en procesos pasados.

Leer: ¿Haití realmente lucha contra la corrupción o es solo marketing político?

“Vamos a ver si los actores, los operadores judiciales, hacen causa común con el partido de gobierno o si por el contrario se inclinan por la institucionalidad democrática que es lo que la sociedad espera. Las expectativas nuestras como sociedad deberían estar atentas a ver como discurre esto, si vamos a ver más de lo mismo, un quítate tú para ponerme yo… o si por el contrario será el año en el que las instituciones democráticas van a arrancar con sus propios pies”, indica Lahoz.

David Lahoz, politólogo. FOTO FUENTE EXTERNA

Asimismo, afirma que la fiscalización de los fondos de las diferentes candidaturas, por parte de la Junta Central Electoral (JCE), será esencial para transparentar el proceso y no permitir ventajas sobre quienes tienen o manejen más recursos, como históricamente ha sucedido.

Mientras que para el jurista y politólogo Hidian Medina, estos procesos están revertido de altas expectativas, especialmente en las municipales, con las que a entender del también maestro universitario, se busca enviar un mensaje para las batallas electorales subsiguientes.

Sectores expresan preocupación por voto penitenciario
Hidian Medina, politólogo. FOTO FUENTE EXTERNA

“Estas elecciones tienen muchas expectativas, porque en términos psicológicos, la gente considera que lo que pase en ella, será un reflejo de lo que pudiera verificarse en las elecciones presidenciales y congresuales. Se entiende que los partidos que queden en posiciones importantes, pudieran crear la posibilidad de que en las presidenciales también les vaya muy bien”, asegura Medina.

Por esta razón, entiende que se debe tener cuidado y estar atentos al proceso, ya que algunos pudieran tratar de conseguir una victoria a toda costa, e incurrir en delitos y crímenes electorales, situación que pudiera generar conflictos agudos y manchar el proceso.

Es por ello que considera prudente que las autoridades electorales fortalezcan el seguimiento a estas amenazas y que los sectores sociales motiven a llevar un proceso limpio, transparente y sin violencia.

“La tendencia sería a fortalecer la democracia y a que la gente vote por su conciencia, sin la necesidad de que sea presionado para el ejercicio del voto u obstruido por alguna fuerza extraña, cuando no le convenga a sus intereses”, indica Medina.

Luego de una tregua por las festividades navideñas, los diferentes partidos políticos han retomado su agenda, con actividades multitudinarias, en las que no se escatima esfuerzo ni se pierde tiempo, a la hora de atacar a sus adversario, por lo que algunos apelan a la paz y el sosiego, durante sendos comicios.

HOY en las noticias | Más de 1,800 empleos directos genera Puerto de Pedernales

Más leídas