Arrestan 140 personas por negocios ilícitas

WASHINGTON (EFE).- El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU anunció ayer el arresto de 140 personas y la confiscación de más de 25 millones de dólares, como parte de una campaña nacional en contra de negocios no autorizados para el envío de remesas.

Los arrestos, que se realizaron en las últimas dos semanas, obedecen a la ley antiterrorista de 2001 que obliga a todas las instituciones financieras a obtener licencias para el envío de remesas.

Entre los arrestados figura Rahim Bariek, de 46 años, quien se declaró culpable el viernes pasado en Alexandria (Virginia) de operar un negocio de envío de remesas sin la debida licencia.

Bariek, un afgano nacionalizado estadounidense, facilitó el envío de cerca de cinco millones de dólares a Irán, Pakistán y ciertas áreas de Afganistán bajo control talibán entre 2001 y 2003.

El pasado día 20, otro afgano, Noor Alocozy, de 41 años, se declaró culpable de operar una empresa que canalizó cerca de un millón de dólares a la misma zona.

El subsecretario de Seguridad para Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Michael García, explicó en un comunicado que su agencia logró desmantelar negocios involucrados en la transferencia de millones de dólares a Afganistán, Pakistán e Irán.

El Gobierno de EEUU ha emprendido una lucha en contra de este tipo de negocios porque “sabemos que los terroristas y otras organizaciones criminales pueden utilizar estas empresas informales para mover fondos ilícitos a cualquier parte del mundo sin hacer preguntas”.

En ese sentido, los agentes del ICE también buscan desmantelar los empresas que funcionan a través de “hawalas”, o conexiones financieras internacionales informales, y que, según EEUU, son favorecidas por los terroristas porque no requieren ningún papeleo.

La ley antiterrorista de 2001, conocida como la Ley Patriota, exige que las instituciones financieras se registren con el Departamento del Tesoro y obtengan las debidas licencias estatales para ofrecer servicios de envío de remesas.