Arrestan y desvalijan haitianos

POR DIEGO PESQUEIRA
Seis estudiantes haitianos fueron apresados y despojados de US$220 y RD$300 por tres patrullas policiales, que los encarcelaron en el destacamento San Carlos, donde el comandante dispuso su libertad tan pronto comprobó que eran universitarios con sus documentos al día.

El arresto de los haitianos se hizo a las 10:15 de la noche del pasado lunes frente a la Casa Internacional Universitaria, en la calle Ravelo a esquina Altagracia, de San Carlos. Vecinos del lugar dijeron que fue abusiva la actitud de los agentes.

Los estudiantes detenidos y despojados de dinero fueron Frants Bernadin, a quien le quietaron US$20; Mondesir Hervé, US$20; Jean Baptiste Martine, US$60; Sone Jefferson, US$40 y RD$200; Jisméis Vunior, US$80, y Cherestal Evens, RD$100.

Además, la situación originó que cuatro jovencitas, incluyendo una menor de edad, sufrirán un ataque de histeria y tuvieran que ser medicadas para calmarlas.

El dinero que alegadamente les fue quitado a los estudiantes haitianos por agentes policiales es parte de la mesada enviada por sus padres para cubrir gastos de alimentación y transporte.

Los afectados dijeron que confían en que el jefe policial, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, ordene una investigación de la situación, y que advirtieron que ese tipo de policías daña el buen trabajo que realiza la Policía.

En la Casa Internacional Universitaria viven 21 estudiantes que asisten a universidades dominicanas.

“Hemos observado que la Policía realiza un buen trabajo en el país y en este sector, pero ese tipo de agentes daña la labor de otros”, precisaron los afectados.

“Cuando nos apresaron nos encontrábamos frente a la casa en que vivimos y en especial en el centro de Internet y de llamadas donde frecuentamos, sin cometer ninguna violación a las leyes dominicanas”, precisó Vunior, quien pidió la intervención de las autoridades.

Entiende que los agentes policiales no pueden actuar de esa manera, puesto que son estudiantes y llevan una vida tranquila y en armonía con la comunidad.

“Mis compañeros mostraron sus pasaportes y carnés de la universidad, pero los policías se llevaron las carteras para otro vehículo y cuando nos devolvieron las carteras faltaba todo el dinero”, precisó.

En tanto que el joven Frandy César, estudiantes de ingeniería de sistemas y administrador del Centro de Internet, dijo que no entiende por qué los agentes al llegar dijeron “que suban los haitianos”, haciendo caso omiso a sus alegatos de que eran estudiantes que estaban frente a la casa donde residen.

Admitió que no fue apresado porque advirtió que el negocio quedaría solo y que podría pasar cualquier cosa, situación que dijo, tomó en cuenta un oficial.  

OPINIÓN DE LOS VECINOS

Para los vecinos del lugar resulta inexplicable que se trate de esa forma a estudiantes universitarios que no causan ningún problema.

El joven José Alejandro Quezada dijo que los estudiantes son personas decentes que comparten su tiempo libre con otros estudiantes.

“Nunca uno de esos estudiantes ha causado problemas, lejos de eso llevan una vida en armonía con los dominicanos”, precisó.

Criticó que los agentes policiales se llevaran el grupo de estudiantes del frente de la casa en que viven.

Dijo que se enteró al día siguiente de la situación de la que fueron víctimas los estudiantes.   

En tanto que el comerciante Rafael Ortiz, calificó de abuso la acción policial, puesto que fueron detenidos sin mediar palabras.