Art deco y pop, presentes en el mobiliario de hoy

http://hoy.com.do/image/article/54/460x390/0/DAFA0F12-9318-410C-B856-88D92F887651.jpeg

POR CLARA SILVESTRE
La innegable geometría que impera en el estilo art deco y las reminiscencias del arte pop, que causó furor en los años 60, se reflejan en el actual estilo del mobiliario. De ahí que la decoración sea tan versátil, innovadora y ligera, porque como explica Danny Méndez, los muebles contemporáneos se adaptan perfectamente al postmodernismo, especialmente cuando se saben combinar con otros estilos que aunque diferentes, pueden armonizar y crear ambientes bien balanceados.

A su entender, el arte pop tuvo sus acentuadas influencias, pero asimismo han habido tendencias en el diseño que han sido íconos en cuanto al desarrollo de nuevos estilos, como el caso específico del art deco, en donde la imaginación de los diseñadores no tuvo límites.

Méndez, quien actualmente es responsable de la decoración de los espacios de Ilumel, dijo que a pesar de que el estilo clásico no pasará de moda, ha habido un resurgimiento del estilo contemporáneo, el cual tiene hoy día una gran influencia en la decoración moderna y es ampliamente aceptado por las nuevas generaciones.

“El diseño no tiene límites, aunque en éste haya aciertos y desaciertos. Cuando están bien concebidos, no importa los elementos que se utilicen, ya que una buena combinación de ellos le da fuerza y valor al diseño. Los muebles modernos o contemporáneos tienden a ser simples y sencillos en cuanto al diseño, no deben ser muy elaborados o recargados porque pierden su esencia”, agregó.

En la decoración contemporánea se aplica la frase de que menos es más, en el entendido de que mientras menos elaborados, más llamativos son y más prácticos, “y esta última palabra es fundamental, ya que el mueble moderno  ha de ser funcional, de fácil uso y cuidado”.

Al referirse a los colores, aseguró que como en el diseño de ropa, hay tendencias que determinan las formas y los colores que se quieran imponer, y los colores van estrechamente ligados al diseño y dependen en gran medida de la aceptación de los consumidores. Menciona las ferias de muebles como las salas de prueba en donde se analiza la aceptación de cada diseño o color, tomando en cuenta que lo que no gusta no vende, por lo que se descarta y no vuelve más.

“Dependiendo de las necesidades y de los materiales disponibles, el ser humano se ha valido de ellos para incorporarlos, primero de una manera práctica y útil y luego por estética, es decir que la historia de estos elementos en el diseño de muebles va paralela a la historia misma del hombre”, dijo.

Respecto al plástico, aseguró que ha sido el gran descubrimiento de la era moderna, de ahí que hoy se encuentre en todos los aspectos y actividades de la vida, “entonces, ¿cómo no va a estar presente en el diseño de muebles? El plástico ha venido a fortalecer la industria del mueble, ya que por su versatilidad permite usos y diseños infinitos de gran belleza y valor. Al igual que el plástico, cualquier otro elemento que el hombre pueda crear, será adoptado e incorporado al mobiliario”.   

El arte pop (arte popular) comenzó como una reacción contra el expresionismo abstracto, y se ha inspirado en la cultura de masas. Aquí algunos artistas reprodujeron latas de cerveza o sopa, tiras de cómic, señales de tráfico y otros objetos.

En el art deco, la línea es una determinante, especialmente la llamada zigzag, y el círculo que descubre su eminente sentido geométrico. Aunque algunos aseguran que se inició en la década de 1950 en los Estados Unidos y Gran Bretaña, otros también aseguran que el término aparece por primera vez en 1966 durante la muestra retrospectiva “Les Annés 25” realizada en el Musée des Art Décoratifs de París.