Arte Contemporáneo
Elvis Avilés en MAM

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/5BEEFF2C-31F7-4670-9819-4C34ECD98520.jpeg

LAuténtico “chef de file” de la generación de los 80 en Santo Domingo y uno de los máximos representantes del arte dominicano contemporáneo, Elvis Avilés (1965) se distingue por su personalidad reconcentrada, jovial y autoexigente; por su audacia creativa en el taller y por la apasionada persistencia, espíritu de aventura y rebeldía con que experimenta el viaje existencial, su práctica  vital y sus proyectos profesionales.

Ya libre de un hiperrealismo petrificante que marcaría fuertemente sus inicios, hacia la primera mitad de los 80, descubre las grandes fuentes nutricias del graffiti y del expresionismo abstracto norteamericano en la ciudad de Nueva York. El muro como espejo con memoria, la ciudad como un mutante palimpsesto;  Antoni Tapies y el informalismo europeo. Etapa fecunda y brillante que muy pronto le haría merecedor de una serie de importantes reconocimientos tanto a nivel nacional como internacional.

Más de 30 pinturas de grandes y medianos formatos, realizadas en técnica mixta sobre tela, incluye el resistente cuerpo de obras de su exposición individual que actualmente se puede ver en una de las salas de la segunda planta del Museo de Arte Moderno bajo el título de “Recapitulaciones”. La selección pudo haber sido más reducida, pero la amplitud, serenidad, dinamismo y claridad de los ámbitos expositivos del MAM han auspician el despliegue efectivo de una parte bastante considerable de su obra producida entre el 2008-2009.

La resistencia del conjunto extractado descansa en una serie de obras que se tornan fundamentales en su reciente producción. Obras de poderoso y atractivo impacto visual e importancia significativa en las que  Elvis Avilés juega, se recrea, piensa y establece un diálogo  profundo con el espectador en torno a la cuestión identitaria, los rituales y mitologías de la cotidianidad, el espacio urbano, la devastación ecológica y el enigma de la existencia al mismo tiempo que su producción pictórica  registra unos niveles sorprendentes de artisticidad, libertad formal y efectividad expresiva.

En “Recapitulaciones”, la plástica de Elvis Avilés se renueva y se expande con rigor, vitalidad, espontaneidad; gracia inevitable e ironía demoledora, llegando a materializar una poética pictórica de ácido y delicioso “sabor místico” que atiende problemáticas humanas, sociopolíticas, culturales, científicas y medioambientales de sensible actualidad, tales como el caos del transporte urbano en las ciudad de Santo Domingo, las migraciones en el Caribe, las crisis globales (energéticas, financieras y de honestidad), la agonía del Ozama-río tutelar de la Ciudad Primada-, el fenómeno de la clonación y incidencia de la  biotecnología.

“Para mí el arte es intuición, espontaneidad y sobre todo alma y si hay alma hay  poesía. Cuando se dice que una obra de arte está muerta es porque no tiene alma, carece de sentimientos.

Una vez se dijo que la pintura había muerto, quizás fue por que la mayoría de los pintores le vendieron su alma al mercado o simplemente se acomodaron a un estilo, a una fórmula o una línea cromática. Y cuando nos quedamos en la fórmula llega la petrificación del estilo, la muerte del arte, el olvido de la poesía como recurso creativo”…

En síntesis

Elvis avilés

Desde finales de la década de los 70s del siglo XX, Elvis Avilés realiza estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes y asiste a los talleres de los reconocidos maestros “neorrealistas” Alberto  Bass y Pedro Céspedes. Ha exhibido su obra en importantes bienales, galerías, museos y centros culturales de la República Dominicanaza, el Caribe, América Latina, Europa y los EE. UU.

Su obra pictórica y dibujistica le ha merecido importantes reconocimientos tanto en nuestro país como en el extranjero, tales como el Primer Premio de Pintura del XVII Concurso Bienal de Arte E. León Jiménes, R.D. (1990); Premio Único de Pintura, Casa de España, Santo Domingo (1996); Artista en Residencia de la Fundación Centro Cultural Altos de Chavón, La Romana, R.D.(1997); Mención Especial del Jurado en XXVIII Festival Internacional de la Pintura de Cagnes-Sur-Mer, Francia. (1997); Premio de la Crítica del IV Salón Internacional del Dibujo de la Fundación Arawak, Santo Domingo (1997); Premio de Dibujo de la XX Bienal Nacional de Artes Visuales(1998); Tercer Premio de Pintura de la XXll Bienal Nacional de Artes Visuales (2003).

Entre sus exposiciones individuales destacan: “Obras Recientes”, Museo del Hombre, Santo Domingo (1996) ; “Obras Recientes”, Galería L’Marine, Martinica (2001); “www.caribe.com”, Galería Tamara, San Juan, P.R.; “Alerta Naranja”, Lyle 0. Reitzel Arte Contemporáneo, Santo Domingo (2003).