Arte estructural  en fachadas citadinas

http://hoy.com.do/image/article/418/460x390/0/ADC6E93A-0425-4607-A3F3-D1AD5AFE37A1.jpeg

Un aspecto peculiar que atrae la atención del caminante que aprecia el arte estructural es aquel que decora la fachada de una edificación.

En la calle Pasteur número 244 se puede observar el edificio de dos niveles que se construyó para el otrora teatro Élite, que fue el único cine del país a cuya pared frontal se le hizo un decorado sin comparación.

Esta pared tiene cinco cavidades rectangulares de gruesa moldura que al centro presentan un altorrelieve  en forma de ramos que cubre el espacio casi completamente. Dos de ellas tienen debajo  una pequeña ventana con vidrios que se dividen en cuatro.

Su fachada también presenta cuatro tragaluces rectangulares formados por gruesos bloques cuadrados de cristales. Delante tiene una extensa marquesina cuyo cuerpo frontal está formado por  una hilera de verticales molduras curvadas y debajo hay un superficie interna centralmente profunda donde están los focos de luz.     Igualmente, en la calle Las Mercedes número 311 se encuentra una residencia antigua de un solo nivel con una fachada que en cada lateral tiene una puerta distinta: la de la derecha arriba presenta una corta marquesina con soportes de triples estriados, que al centro están separadas por tres altas ventanas arqueadas con marcos estriados, divididas  en la parte superior por un doble bloque sobresaliente en forma rectangular.

Éstas presentan balcones internos cuyos balaústres son  gruesas barras verticales cruzadas horizontalmente por otras y las de los laterales se enroscan en forma circular.

Su atracción principal es que cada unas de las paredes divisorias presentan un curioso decorado estructural, muy singular:  un cuerpo sobresaliente de molduras de gruesos bordes laterales con dobles inclinaciones curvadas que dejan una cavidad, divididas tanto en la parte superior como en la inferior por una doble curva que enroscada se une invertida.