Arte Simbiosis de forma y color desde la visión de un artista

r1

Desde ya y hasta enero se exhibe en la Galería Nacional de Bellas Artes la exposición de pintura y dibujo del artista nacido en Jerusalén Carlos de Castro, bajo el título “De escenas y escenarios”.

El acto de apertura de esta exposición estuvo encabezado, además de este destacado artista del pincel, por el embajador de España, Jaime Lacadena e Higuera, y Marianne de Tolentino, directora de la galería.
“En la pintura actual, Carlos de Castro se distingue por la original manera de plasmar a protagonistas de la sociedad. Un realismo bastante especial se matiza de humor, de ironía y de nostalgia”, expresó Marianne de Tolentino al hablar sobre la obra de este pintor.
Agregó que el artista sorprende con su dominio de la anatomía del caballo, (dibujado para “De escenas y escenarios”), la cual es considerada como particularmente difícil, y que esa facultad -que corresponde a un dibujo hábil y cultivado- se ejerce también en “Caballos de libertad”.
La presidenta de la Fundación Reyna Sofía en Madrid, Ana Tomé, dejó plasmado en el brochure de esta muestra lo siguiente: “La exposición de los colores y la exuberancia de los cuerpos, el movimiento de las figuras, el juego de los sentidos que estallan a través de una paleta que cubre cada milímetro de la tela, junto a tonalidades, gestos, procedimientos, que han marcado el devenir de la vanguardia europea, constituyen una suerte de marca de identidad de la obra que se expone”.

De Castro tiene una larga trayectoria y ha exhibido con éxito en varios países europeos y del Caribe. En cada presentación ha mostrado obras muy personales, que son, desde el punto de vista estilístico, figurativas y llenas de color.
Madrid, Santo Domingo, La Habana, Londres, o Trinidad y Tobago son lugares que han visto su obra.
Los invitados, embajadores, miembros de la comunidad española en el país y amigos compartieron sus pareceres con Carlos de Castro durante la velada de apertura.