Artistas de 20 países exponen en Washington

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/D511A989-C0E9-4E38-9A03-B866F6E67200.jpeg

WASHINGTON, (AFP).- El Décimo Quinto Salón de Arte Iberoamericano de Washington comenzó el lunes pasado con una muestra que reúne a 40 artistas de 20 países de América Latina, España y Portugal, y que incluye trabajos esencialmente de pintura, pero también de fotografía y animación.

Bajo la curaduría de Jack Rasmussen, director del Centro de Artes Katzen de la American University de Washington, y convocada bajo la única consigna de reunir en la muestra a obras recientes de arte moderno de Iberoamérica, la exposición destaca por su eclecticismo.

Desde el tradicional óleo sobre tela -de formas nada ortodoxas como corresponde al lema de la cita-, pasando por obras realizadas con técnicas mixtas con uso de materiales de marcada textura, hasta animaciones en tres dimensiones que utilizan lo último de la tecnología digital, la muestra trata de abrir una puerta al mercado estadounidense para pintores iberoamericanos no consagrados.

“Tenemos una amplia gama de estilos y técnicas, y niveles de realización”, dijo Rasmussen a la AFP, destacando que se exhiben “diferentes tradiciones” pictóricas de la región.

“Algunos de los artistas son muy, muy buenos”, sostuvo. “España está muy bien representada, Brasil tiene un par de artistas realmente maravillosos”, añadió.

Así, “Buscar las diferencias” en un juego de dos fotografías que representa “la casa de los animales”, de la brasileña Sara Ramo, resulta bastante desafiante con respecto al escaso esfuerzo imaginativo que demanda pararse delante de un sencillo collage en dos piezas de su compatriota Tatiana Blass.

Los colores brillantes de “Señora Eva”, acrílico sobre tela de casi dos metros de alto por medio metro de ancho de la pintora de origen argentino Marta Cwirko, radicada en Bolivia, colonizan una esquina de la sala, próxima a dos litografías de tonalidades oscuras del cubano Grecer Lopez.

Uno de los principales atractivos entre el público que concurrió a la apertura de la muestra, fue “Inside.V07”, una animación en tres dimensiones del español José Carlos Casado, que representa con extremo realismo a dos cabezas humanas cuyos rostros se funden permanentemente sin que sus facciones sean apreciables.

En la parte central de la sala, un collage de grandes dimensiones de la portuguesa Lenor Alvim, titulado “Life”, comparte espacio con una obra sin título del uruguayo Diego Donner, que a pesar de su paleta de tonos bajos destaca por la variedad de texturas que incorpora al plano.

Chile presenta dos obras del joven artista Daniel Mena, ambas sobre tela, una al óleo y otra en acrílico, la primera titulada “Sex N” the City” y la segunda “The Neopop Dialogues”, que recuerdan de lejos algunas figuras del mejor arte Pop.

Todos los países de América Latina con excepción de Panamá -que no envió obras- están representados en la muestra, explicó Marcelo Cima, agregado cultural de la embajada Argentina y actual titular de la Asociación de Agregados Culturales en la capital estadounidense, que coorganiza la exhibición.

“Estamos simplemente construyendo un espacio cultural dentro de Washington” para pintores latinoamericanos no consagrados, explicó a la AFP.