Arturo Martínez Moya cree inevitable aplicación de otra reforma fiscal

http://hoy.com.do/image/article/340/460x390/0/0828552E-06D5-4641-82D6-E18B73A21DFA.jpeg

El economista Arturo Martínez Moya consideró inevitable que, en cinco o seis meses, las autoridades realicen otra reforma fiscal para enfrentar las dificultades económicas del gobierno.

 El presidente de la Comisión Económica del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), planteó que las últimas reformas fiscales se hicieron en períodos en los que se registraron déficits fiscales.

En tal sentido, refirió que en el 2000, 2004, 2005 y 2006 se tomaron medidas de ese tipo para reducir el impacto de las pérdidas con relación al Producto Interno Bruto (PIB).

El economista dijo que “El déficit del 2008 es bastante grande”, por lo que pronosticó que “es inevitable otra reforma fiscal”.

Sin embargo, hasta el momento el gobierno ha descarto el mecanismo de la reforma fiscal para solucionar sus dificultades económicas en esta coyuntura de carestía desmedida de los precios del barril del petróleo.

Sobre los subsidios.  Martínez Moya estimó en RD$50,000 millones -midiéndolo en un año-  el monto de los subidos que aplica el gobierno a la electricidad, al gas licuado de petróleo, al completivo de los sueldos de empleados de zonas francas de Santiago, al pan y a otros productos de la canasta básica.

El experto consideró que el presupuesto  suplementario de RD$31,000 millones, que el Poder Ejecutivo sometió al Congreso,  no redundará en un ahorro sino que, por el contrario, reflejará un incremento de los gastos, por lo que duda de la austeridad del gobierno.

Las claves

Síntomas de la crisis

El economista Jaime Aristy Escuder advirtió que los síntomas de la cercanía de la explosión de la crisis económica son la disminución de las reservas internacionales del Banco Central, el aumento del endeudamiento externo  y el incremento  de la tasa de cambio.

¿Cómo explotará?

Esas situaciones presionarán la tasa de cambio y llegará un momento en que no se podrá controlar.