Arzobispo De la Rosa plantea
plan de nación a 20-30 años

http://hoy.com.do/image/article/475/460x390/0/C2B0E483-7D01-4A1E-986D-18928DB59360.jpeg

SANTIAGO.  El arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, exhortó al  Gobierno, a los partidos políticos, al sector productivo y a la sociedad civil a trabajar en conjunto en un programa de nación de 20 a 30 años, para lograr el desarrollo económico y social que necesita la sociedad dominicana.

“Tenemos que sentarnos y ponernos de acuerdo, y aunque cambien los gobiernos, sepamos a donde queremos ir. Si hacemos eso tendremos un país mucho mejor. Ojalá que el 2010 sirva para eso”, expresó  monseñor De la Rosa y Carpio.

El religioso entiende que la política de estado y de nación que necesita el país debe estar concertada entre todas las fuerzas vivas.

De la Rosa y Carpio sostuvo que hay que seguir luchando para erradicar la pobreza, crear planes de viviendas para los más necesitados, enfrentar el narcotráfico y la delincuencia común, así como mejorar los servicios públicos como el agua potable y de  electricidad.

“Un obrero me dijo en una ocasión con toda la sabiduría que si una persona tiene seguro médico, vivienda y un empleo seguro, puede caminar más fácilmente a su desarrollo”, manifestó el obispo de la arquidiócesis de esta ciudad.

El Año Nuevo

Expresó  que siente la ilusión de pensar en grande con relación a las expectativas del próximo año, ya que cree que la situación económica de América Latina va a mejorar sustancialmente, y que todos los países pueden  salir de la crisis, lo que dijo esperar que suceda con la República Dominicana.

Llamó a todos los dominicanos a ser prudentes en la celebración de estas  navidades y el Año Nuevo, sobre todo  con el uso de las drogas legales, como el exceso de alcohol.

En ese sentido, recordó que la Navidad es tiempo de paz, por lo que es necesario evitar los excesos.

Zoom

Crecimiento

Monseñor De la Rosa y Carpio señaló que América Latina no sólo busca que la macroeconomía crezca, sino también la microeconomía, para que haya una mejor distribución de la riqueza, que sea más democrática y que los bienes puedan llegar a todos los ciudadanos.