Asciende a 79 muertos por violencia Haití

PUERTO PRINCIPE (AP).- El asesinato de cuatro jóvenes en un bastión del derrocado presidente Jean Bertrand Aristide elevó a por lo menos 79 la cantidad de personas muertas en un mes de violencia en la capital haitiana. La calma regresó a Puerto Príncipe un día después que los cuatro jóvenes aparecieron muertos de balazos en la espalda y en la cabeza en el vecindario de Bel Air, donde residen numerosos partidarios de Aristide.

   Pero la continua violencia genera preocupaciones en la comunidad internacional.

   El ministro de relaciones exteriores de Guyana, Rudy Insanally, expresó el viernes que debido a la violencia y a las acusaciones de persecución política, los líderes de los 15 países que integran la Comunidad del Caribe deberían pensar seriamente sobre la reanudación de sus lazos con Haití, interrumpidos poco después del derrocamiento de Aristide, el 29 de febrero.

   Los líderes caribeños deberán volver a revisar sus decisiones cuando se reúnan en Trinidad el mes próximo, dijo Insanally.

   Incluso los países que habían votado por reintegrar a Haití en el bloque de 15 miembros están “ahora preocupados por la situación de seguridad … y la incapacidad (del gobierno interino) para controlar lo que está sucediendo””, expresó.

   El primer ministro interino Gerard Latortue ha acusado a Aristide de organizar la violencia desde su exilio en Sudáfrica para intentar desestabilizar a su gobierno, que planea realizar elecciones el año próximo.

   Hace una semana, Latortue también dijo en entrevista con The Associated Press que su gobierno había vuelto a establecer buenas relaciones con la mayoría de los miembros de la Comunidad del Caribe.

   En los hechos de violencia más reciente, el jueves estallaron enfrentamientos entre policías y milicianos que respaldan a Aristide. La policía dijo que uno de sus agentes resultó lesionado.

   Testigos del vecindario Bel Air manifestaron que hombres armados vestidos con uniformes negros que llegaron el jueves al área en vehículos policiales, arrastraron a cuatro hombres, hicieron que se tiraran al piso con su cara hacia abajo y les dispararon en la espalda y en la cabeza.

   Dijeron que los hombres armados eran policías, pero el gobierno haitiano niega que sus agentes de seguridad estén involucrados en una campaña de matanzas.

   Los testigos indicaron también que hombres que parecían ser policías ejecutaron el martes a 13 personas otro vecindario.

   La policía y Latortue negaron las acusaciones. El primer ministro interino sugirió que los atacantes eran agentes de Aristide.