ASDO supera diferencia y elige bufete directivo

El ingeniero Leonel Cabrera  fue electo presidente y Arlé Almonte   vicepresidenta del Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste. Esto luego de qye los regidores del Partido Revolucionario Dominicano  lograron ponerse de acuerdo para la elección de su bufete directivo para el período agosto 2012- agosto 2013,  después de que fallara el intento el  día 16.

El PRD había consensuado llevar al ingeniero  Cabrera como presidente y a  Arlé Almonte como vicepresidenta, tal como se hace constar en  una comunicación enviada al PLD y al bloque de esa organización, firmada por el alcalde Francisco Peña Pérez, presidente del PRD, y Plutarco Jáquez,  secretario general del Ayuntamiento.

Sin embargo, durante la asamblea del pasado jueves, el  regidor perredeísta Félix Grullón lanzó sus aspiraciones a presidir el Concejo de Regidores, lo que provocó que el bloque del PLD decidiera retirarse hasta que el PRD solucionara su impasse, por lo que no se pudo seleccionar el bufete directivo en ese momento.

Plutarco Jáquez acusó al PLD del fracaso en la escogencia del bufete directivo, ya que violó el pacto por la gobernabilidad municipal al no apoyar a los candidatos que presentó el PRD de manera institucional.

De 15 regidores con que cuenta el ASDO, ocho son del partido blanco y siete pertenecen al PLD y aliados, pero con el lanzamiento de Grullón el PRD quedó en desventaja para escoger el bufete el pasado jueves.

Ayer, Grullón desistió de sus aspiraciones y los regidores del PLD y aliados acordaron respaldar a los candidatos consensuados para la gobernabilidad municipal, por lo que la selección terminó sin trauma.

Tras ser escogido como presidente del Concejo de Regidores, Cabrera se comprometió continuar los trabajos que hicieron sus antecesores, revisar las normativas aprobadas y que no han sido cumplidas y establecer otras para que  Santo Domingo Oeste se convierta en modelo de gestión a nivel nacional.

Se destacó el esfuerzo del secretario general del ASDO, Plutarco Jáquez, para superar diferencias entre los perredeístas.