Asegurando el “borrón y cuenta nueva”

Aunque las elecciones pasaron, muchos continúan en campaña y los tendremos por mucho rato en ambos polos del mundo político dominicano pontificando a favor o en contra de algo o alguien y, por vía de consecuencia, hasta este humilde servidor estará participando con sus ideas sobre el permanente acontecer político nacional.

Para comenzar, deseo referirme a los defensores de los funcionarios del pasado gobierno que reclaman un trato preferencial del nuevo presidente porque “se fajaron” a trabajar para llevarlo al poder, debiendo decir, que su participación se activó, realmente, cuando el Dr. Leonel Fernández dejó de ver la potencial derrota de su partido como una fácil transición hacia su retorno en el 2016, porque Hipólito Mejía, con o sin la ayuda de sus “sanchopanzas” asesores metió nuevamente la pata asegurando cárcel para los corruptos sin haber llegado al poder y ventilando casos de enriquecimiento escandalosos e inexplicables sin tener control de ningún estamento de poder ni, mucho menos, simpatías en el tren judicial. El cambio de estrategia fue forzado por  “el loco” que podría cumplir su promesa y cerrar el camino fácil para el 2016 y era mejor tener un peledeísta en el poder para pasar sin traumas otro “borrón y  cuenta nueva”, sin importar que la primera dama fuera compañera de boleta como recurso alternativo al fracasar el globo de ensayo de su candidatura presidencial que pretendía la continuidad de Leonel sin una reelección formal.       

Ésa, y no otra, fue la razón para que finalmente los funcionarios del pasado gobierno “se fajaran” a gastar el presupuesto nacional por todas las vías posibles para que Danilo Medina ganara las elecciones.