Asesinan líder de Hezbolá en Damasco; acusan a Israel

BEIRUT.  AFP. Uno de los principales dirigentes de Hezbolá, el libanés Imad Mughnieh, buscado por la Interpol y Estados Unidos por secuestros y atentados, entre ellos dos en Buenos Aires, murió ayer en un atentado en Damasco, anunció el movimiento chiita libanés acusando a Israel.

 “Un gran yihadista de la resistencia islámica en Líbano se unió a los grandes mártires (…) El líder Imad Mughnieh murió como mártir asesinado por los israelíes sionistas”, anunció el Hezbolá en un comunicado.

 Damasco confirmó por la noche el atentado, calificándolo de “acto terrorista y cobarde”.  “Siria condena este acto terrorista y cobarde, y transmite sus condolencias al pueblo libanés así como a la familia del mártir”, declaró el ministro sirio del Interior, Bassam Abdel-Majid, según la agencia oficial Sana.

 Mughnieh, de 49 años, uno de los fundadores en 1983 del brazo armado de Hezbolá, que tenía como principal enemigo al ejército israelí que ocupaba el sur del Líbano, fue “blanco de los sionistas durante 20 años”, afirmó Hezbolá.