Así  va el béisbol

Cuello y la ACD
Sin temor a equivocarme, la gestión de Ramón Cuello, al frente de la ACD, no tiene desperdicios.

Cuellito, como le decimos todos, se ha involucrado de lleno en rescatar esta entidad y actualmente cuenta con más brillo que nunca.

A pesar de ser un bocón, Cuello tiene un corazón inmenso y ha sabido juntar a los periodistas jóvenes y a los veteranos.

Uno de los puntos luminosos de su gestión es resaltar el trabajo que vienen haciendo los profesionales jóvenes y ahí están los casos que todos  pueden ver: Yancen Pujols, Dionisio Soldevila y quien suscribe.

Recuerdo cuando laboramos juntos en Final Deportivo, hace unos añitos. Los tres nos dividimos y nos fuimos por caminos diferentes.

Desde aquella época nos trazamos objetivos profesionales y a pesar de todos las adversidades que te brinda esta sociedad, hemos sacado la cabeza y Cuellito siguiendo esto y conociéndolo a la perfección le ha dicho a la sociedad y a la familia del deporte: “Señores estos muchachos trabajan duro y le llegan a la gente”.

El actual presidente de la ACD, también asimiló que debían distinguir a los veteranos y ahí está el premio “Cronista de Siempre”. Como los tiempos han cambiado y ya en el país hay periódicos digitales, también son reconocidos en la premiación.

Los que con mucho esfuerzo se lanzan a escribir libros en materia deportiva también han sido reconocidos y todo esto con el patrocinio de la gestión de Cuello. A pesar de algunas debilidades la premiación nos junta a todos y cada año se van corrigiendo cosas. Me permito hacer algunas recomendaciones a mi estimado amigo Ramón Cuello para las próximas premiaciones de la ACD:

-Televisar el premio por un canal nacional.

-Invitar figuras célebres del deporte para que estos sean los que entreguen los premios.

-Colocar una pantalla gigante con audio para que el público que asiste al evento pueda conocer qué hicieron en sus labores los cronistas premiados.